lunes, 9 de diciembre de 2013

889 (L 09/12/13) El cáncer de la inmunidad


La alcaldesa de La Muela (Zaragoza) condenada por malversación de fondos públicos, cohecho y robo a manos llenas, sigue gobernando el ayuntamiento que saqueó y dejó en quiebra. El abuelo del aeropuerto vacío de Castellón y presidente de la Diputación de esa provincia, condenado a 4 años de cárcel tras diez años de proceso, recurrirá su condena lo que le permitirá continuar otros diez años como Presidente de la Cámara de Comercio y no sé cuántos cargos más, todos bien remunerados. A pesar de la evidencia (real, no procesal) de su vinculación con la trama Gürtel del ex-presidente de la Comunitat Valenciana, sr. Camps, este pío maromo sigue ocupando un escaño como diputado en las Corts valencianas. Como 8 diputados más, a pesar de estar imputados. Etc., etc., etc., etc…
Por qué? porque nunca pasa nada. Nun-ca pa-sa na-da. Y si pasa, caso Fabra, por ejemplo, verás tú la guerra que va a dar y cuánto tiempo más durará. Tanto que, al final, no entrará la cárcel por pasarse de viejo. O porque sus compañeros de partido pedirán su indulto, como están haciendo los innombrables diputados en Valencia por ese alcalde condenado…, pobrecito, está tan viejo, y tan enfermo…, mejor no escribimos nombres para no contaminar más esta entrada.
     La cúpula del PP, con el presidente del Gobierno a su cabeza, pringada hasta los bajos fondos por la evidente financiación irregular de su partido, sobresueldos en negro, cohechos, malversación de fondos públicos, trabas a la justicia, y sobre todo las zafias mentiras a los medios y al propio Parlamento, como no existen pruebas contundentes que los incriminen procesalmente (ni existirán, ya se encargan de eso ellos y sus fiscales), ahí siguen cobrando de los fondos públicos y ejerciendo como lo que son, unos políticos que eso es lo que son.
      Y no dimiten, tú. No dimite ni uno. Ni devuelven un duro, santa Rita Rita… Cómo se llama esto? Inmunidad? Inmunidad, sí, pero inmunidad con cachondeo, enseñándonos el trasero desnudo sin rubor alguno.

domingo, 8 de diciembre de 2013

888 (D 8/12/13) La madriguera del delincuente


Debajo de la cama? Nooo… Dentro del armario? nooo… En un bunker? …psí, pero el búnker no está acondicionado y vivir dentro puede producir claustrofobia. Entonces un bunker acondicionado y donde haya luz, y calorcito en invierno, y todo lo de más allá...? Caliente, caliente. Cómo se llama eso? El Parlamento? Bravo! Exacto, eso es, el Parlamento. El Parlamento como madriguera de los delincuentes, allí donde no les alcanza la justicia, donde son impunes, donde están defendidos a ultranza de escraches y otras zarandajas. Y quiénes son los delincuentes que habitan los Parlamentos? Los políticos. Pues claro, bingo, los políticos. Los políticos son los delincuentes que utilizan el Parlamento para blindarse contra el populacho, contra la ley, contra los tribunales, mientras predican, eso sí, que ellos se han metido en política para ser útiles al ciudadano y servir al interés generrral.
Carroñeros, esta madriguera del Parlamento les protege contra los depredadores, tribunales, y otro carroñeros. Fresquita en verano y cálida en invierno, es como los manantiales de Gonzalo de Berceo. Túneles internos les dan acceso a las cajas y cuentas de los bancos donde amasan sus fortunas que trasladan a otras instituciones que pierden su identidad en el trasvase, En los pocos casos que caen (condenados por los tribunales, que tampoco pasa nada), todos proclaman que no tienen un duro, y exhiben sus bolsillos del revés para ganarse nuestra credulidad y compasión.
       Lo peor es la desfachatez con que encima sacan pecho como diciendo: yo robó, sí, y qué pasa, eh? qué?, sin rebajarse con disculpas ni mirarnos a la cara. Sólo les falta escupirnos. Si no lo hacen es porque sus escupitajos tropezarían con el plasma desde la que hablan.

      Hay un cáncer que explica y soporta al cáncer sistémico de la corrupción: la inmunidad. La garantía de saber que robes lo que robes, hagas lo que hagas, si eres parlamentario no te va a pasar nunca nada. Pero el tema de la inmunidad merece trato aparte. Mañana mismo.

sábado, 7 de diciembre de 2013

887 (S 7/12/13) Tanto tienes, tanto vales


La economía de mercado (no auto-regulado) es el motor del desarrollo, la gallina de los huevos de oro. Vale. Pero darle culto como al dios de actualidad en lugar de utilizarlo como lo que debería ser, un instrumento para crear riqueza que luego ha de redistribuirse, nos convierte en su esclavo, como nos ocurre con todos los dioses (entendiendo por dioses los valores que configuran una cultura). Esta es la esclavitud a la que nos somete la sociedad de mercado, distingue José Javier Rueda. Una sociedad donde el dinero es dios, donde el máximo valor, “aquello por lo que uno vive, mata y muere” según he dicho en algún otro sitio, expresa la axiología de una cultura donde cabe desde la venta de órganos y bebés hasta una educación enfocada exclusivamente al empleo, donde todo tiene un precio, donde el éxito de robar convierte el delito en una hazaña, donde vales lo que tienes. Hasta aquí Rueda y nosotros de acuerdo.
         La sociedad de mercado genera en su seno mercados financieros que, instituidos como ajenos a la economía de mercado a la que deberían servir, se sirven de ella para “jugar” con el dinero que ésta crea. Por eso parecen lo que realmente son, casinos donde el dinero ya no es un instrumento de cambio sino una mercancía que se compra y se vende, incluso a futuro. La consecuencia es un conjunto de burbujas y pirámides que son los timos de la estampita que los banqueros, inversores financieros y trileros, utilizan para entretenerse y pasar el día. La economía de mercado (productiva) para estos postmodernos es algo obsoleto y aburrido, propia de clases sociales sin categoría.
         Pero concluir, como hace Rueda, que hace 2.500 años saltamos del Mito al Logos y ahora en el siglo XXI retrocedemos del Logos al Mito (del mercado), creo que aquí yerra. O al menos induce a confusión. Lo cual suele ocurrir cuando una palabra ambigua se utiliza en sentidos distintos como si fueran la misma. Hace 2.500 años de las asociaciones mentales y acervos culturales transmitidos a las siguientes generaciones mediante rituales y relatos aparentemente infantiles (Mitos) saltamos a una mente racional donde las explicaciones se realizan por su relación de causa a efecto (Logos). Pero decir que hemos pasado de nuevo del Logos al Mito (del mercado) es confundir este último término con su acepción de mentira, gratuidad admitida sin crítica por una gran mayoría. Y eso no lo acepto. Si quiere usar el vocablo mito para hacer un juego de palabras, avise del engaño. O al menos, utilice el término “mito” con minúscula (o con nota al pie de página).
         Por lo demás no podemos sino confirmar nuestro desprecio por dioses que nos convierten a las personas en pura mercancía.
P/D: Aquí tenéis un ejemplo de lo que ocurre cuando se escribe con prisas, con una mano en el teclado y la otra en las maletas, y con el resultado de un texto que no lo entiende ni su padre. Que soy yo.

viernes, 6 de diciembre de 2013

886 (V 6/12/13) Vivir es emocionante


Parece que vivir no nos resulta suficiente. Necesitamos añadirle emociones. Emocionándonos con el paisaje o la aventura, la guerra o el amor, los viajes o las fantasías, enamorándonos o con la ficción, con drogas o buscando la verdad, pero siempre con emociones por delante. La ausencia de emociones es el aburrimiento.
     La reiterada salida de Africa de las distintas especies de homínidos a Eurasia se nos antoja que, además de aventurarnos en viajes, lo hicimos buscando el lugar donde residía el sol, en su orto por el este y en su ocaso por occidente. La inhumación de los cadáveres fue fruto de una abstracción genial, la semilla que, enterrada y podrida bajo tierra, germina y se regenera luego en nuevas plantas de su propia especie en círculos estacionales. La magia, tan reprobable hoy como cualquier esoterismo, en sus inicios fue una postura digna por intentar dominar a la naturaleza, etc. etc.
      Pero no es a estas grandes emociones a las que quiero referirme, sino a las emociones cotidianas que rompen la monotonía de la rutina, como son el cotilleo entre vecinos, los partidos de fútbol, los melodramas de la televisión, o que te toque la lotería…

jueves, 5 de diciembre de 2013

885 (J 5/12/13) Malala pashtún


Me estimulan las minorías. En Oriente Medio me resultan especialmente interesantes los kurdos repartidos en Turquía, Irán, Irak, Siria… y Alemania así como los 50 millones de pashtúns que habitan en Afganistán, donde es la etnia mayoritaria, y al oeste de Pakistán donde son más del 15% de la población. Considerar talibanes a los pashtunes es tanto como confundir la velocidad con el tocino. Malala, que es pashtún, cuenta sus desventuras en su infancia causadas por los talibanes. Musulmanes, son en su mayoría suníes.
      Malala asegura que sus ancestros se remontan a miles de años atrás. Si eso es así, significa que los pashtunes actuales, musulmanes, descienden de los indoeuropeos que en los años 3000, 2000 y 1200 emigraron en oleadas por el oeste hasta Bulgaria y Grecia, por el Sur hasta Egipto (los “pueblos del mar”) y por el este hasta el valle del Indo, donde floreció una cultura que no desmerecía de la griega. Hasta allí llegó Alejandro Magno en sus hazañas bélicas. Y en efecto, el valle de Swat, donde Malala pasó la infancia, se encuentra allí donde el Indo, procedente del Este, gira 45º al Sur hasta desembocar en Karachi.
      Los pashtunes se caracterizan por su hospitalidad, sentido del honor y la lealtad. Leyendo el libro que recomendamos YO SOY MALALA podréis obtener información de primera mano sobre este grupo étnico y sus vicisitudes con los talibanes en los últimos cinco años.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

884 (X 4/12/13) Represora educación

Cuántas veces te he dicho que
 no  se  pinta  en  las  paredes!?
Recuerdo que me asaltó el pánico cuando una pastilla que tenía que tomarme se me resbaló de entre los dedos y bailó alrededor del sumidero del lavabo como una bola de ruleta, quedando, menos mal, al borde del agujero lo que me permitió rescatarla con muchísimo cuidado. El mal rato que pasé, por breve que fuera, era a todas luces desproporcionado y reflexioné sobre el motivo que me podría haber marcado: un guantazo en mi infancia por haber roto algo? el miedo a confesar, o esconder, un estropicio cuyas consecuencias no pudiera imaginar? el desastre al que pudiera dar lugar la falta de una pastilla, una dosis incompleta? y  si por faltarle esa pastilla ahora el abuelo iba y se moría…? Lo superé racionalizándolo: se trataba de veinte píldoras que podía comprar de nuevo en la farmacia, cuyo coste no llegaba al equivalente de 4 euros, esto es, a 0,20 € la pastilla…
      Cuento esto ahora porque me acaba de ocurrir algo parecido, por no decir igual: una pastilla que tenía que tomarme se me ha resbalado de entre los dedos y ha bailado alrededor del sumidero del lavabo como una bola de ruleta, quedando, menos mal, al borde del agujero lo que me ha permitido rescatarla con muchísimo cuidado. Lo ven como era igual? Y de nuevo me ha asaltado una reacción de temor, esta vez inferior y menos tiempo. Hasta que por fin me ha explotado una risa que interpreto como una catarsis que, por fin, me ha liberado de una absurda represión.

      Reproduzco un texto de El Cuaderno Dorado de la premio Nobel nonagenaria, recientemente fallecida, Doris Lesing, que reza como sigue:
Idealmente, lo que debería decirse y repetirse a todo niño a través de su vida estudiantil es algo así: Estáis siendo indoctrinados. Todavía no hemos encontrado un sistema educativo que no sea de indoctrinación. Lo sentimos mucho, pero es lo mejor que podemos hacer. Lo que aquí se os está enseñando es una amalgama de los prejuicios en curso y las selecciones de esta cultura en particular. La más ligera ojeada a la historia os hará ver lo transitorios que pueden ser. Os educan personas que han sido capaces de habituarse a un régimen de pensamiento ya formulado por sus predecesores. Se trata de un sistema de autoperpetuación. A aquellos de vosotros que sean más fuertes e individualistas que los otros, los animaremos para que se vayan y encuentren medios de educación por sí mismos, educando su propio juicio. Los que se queden deben recordar, siempre y constantemente, que están siendo modelados y ajustados para encajar en las necesidades particulares y estrechas de esta sociedad concreta.

martes, 3 de diciembre de 2013

883 (M 3/12/13) A los pobres no les gustan los ricos

“¿Por qué odiamos a los ricos?” es el título de un artículo que publica Jesús Andreu, director de la Fundación Carolina, cuyo órgano de gobierno lo componen Rajoy y los ministros así como los presidentes de las multinacionales del IBEX. En el texto asegura que “son prejuicios religiosos e ideológicos los que persiguen a quienes labran su fortuna con esfuerzo”. Como prejuicio religioso se refiere al texto evangélico en que se dice que es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que el que un rico entre en el Reino de los Cielos. Como si la conducta religiosa no fuera de una opulencia ostentosa que nunca ha protestado por las fortunas de los ricos. Algo más fino hila cuando acepta que el simulado desprecio por la riqueza lo ha utilizado la iglesia como método de recaudación entre los acaudalados. Los que atacan la riqueza acumulada sobre la base de la desigualdad en que se asienta, sigue el sr. Andreu, cuestionan la propiedad privada, lo que califica de hipocresía pues se trata de la propiedad ajena pero bien que la defienden en la propia, si bien yo traduzco al román paladino lo que este señor expresa de un modo más sibilino. Añade que los ideales igualitarios son un anacronismo, que sólo se pretende que la propiedad “pase de manos”, pues ya sabemos que nada se pierde sino que se transforma, en este caso se transfiere (de bolsillos). Que el empresario siga estando mal visto en España condiciona el retraso que sufre el empresariado en nuestro país…, habla de un miedo a la libertad…, para terminar rematando con el “estigma que sigue persiguiendo a aquellos que se han labrado su fortuna a golpe de esfuerzos, talento, fracasos y riesgo”. (Sólo falta la fanfarria final.)
      Pues mire usted, sr. Andreu, que va a ser que no: que cada exceso que le sobre a los que tienen de más es un mordisco a la tarta que se detrae de los recursos de los que tienen menos; que el plus de riqueza de los que tienen de sobra es un insulto para los que no tienen donde caerse muertos; que la desigualdad excesiva dificulta la meritocracia (el gobierno ejercido por los más capaces y no por los nepotes) y bloquea la movilidad social que debe haber en una democracia con clases abiertas; que la escasez de renta en las clases más bajas es un lastre que reduce la capacidad de consumo y como consecuencia el desarrollo de la producción y de la economía; que las escasas fortunas labradas honestamente y a golpe de esfuerzo no pueden utilizarse como ejemplo de cientos de fortunas cuyo origen es bastardo y en demasiadas ocasiones fruto de malversación de fondos públicos.
      Que a los pobres no les gustan los ricos.... Y al revés?

lunes, 2 de diciembre de 2013

882 (L 2/12/13) Madrazzas


No hemos podido confirmar que Wert se formara en una madrasa en Pakistán, tierra donde nacieron estas modernas escuelas de religión. De ellas salen formados héroes capaces de suicidarse por matar enemigos en masa, sea en supermercados o en autobuses, y con ello alcanzar el Paraíso (musulmán o el que sea). No lo hemos podido confirmar (lo de la infancia de Wert), pero no nos extrañaría. Eso explicaría que quiera que nuestras escuelas sigan el modelo de las escuelas religiosas musulmanas. De otro modo no se entiende que elimine de la educación obligatoria las matemáticas, las ciencias, la filosofía…, ya acabarán con el evolucionismo del descreído Darwin, como harán igualmente con cualquier otra materia que te permita pensar, exactamente como hacen en su modelo de la madrasa. Lo que confirma el hecho de que se enseñe la asignatura de religión como relevante. Sólo falta que rescaten de los cajones malolientes el catecismo de Ripalda. En cuanto a separar las clases por sexo, los niños con los niños, las niñas con las niñas, tra la ra la…, eso está hecho.
Si se le ocurre publicar un manual sobre la forma de enseñanza, seguro que lo hará aleccionando a que todo se repita de memoria, lo que no da a pie a reflexionar, que es lo que les asusta, sentados y con movimientos nerviosos del tronco y de la cabeza hacia delante y hacia atrás, hasta llegar a la hipnosis, como en los rituales antiguos de los oráculos y de iniciación. Son capaces de llamarlo catarsis.

domingo, 1 de diciembre de 2013

881 (D 1/12/13) Complementando el pot de ayer (Ley de Seguridad Ciudadana)

(sobre el proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que les asegure en su inseguridad política, civil, social y moral. Y también sobre otros temas)

¿Ley de Seguridad Ciudadana?

(JESÚS ALBERTO MESAS NÚÑEZ, Sta.Cruz Mudela, C.R.21.11.13)
Ley de seguridad ciudadana”, así se ha llamado a la ley que, entre otras cosas, propone “acotar” el derecho de manifestación, suprimir los escraches o impedir las concentraciones frente al Congreso con multas que pueden llegar a los 600.000 euros.
     Resulta soez y lamentable que nuestros gobernantes frivolicen con lo que claramente es un recorte de libertades y derechos civiles y lo disfracen con el término “seguridad”, como si lo hicieran por nosotros y no por ellos mismos.
Si un ciudadano se manifiesta en contra de los recortes, se reúne para evitar un desahucio o acude a clamar “basta ya” frente al Congreso es porque ya está más que harto de que lo engañen diciéndole que no son recortes sino ajustes, que no es privatizar sino optimizar y otras tantas marrullerías que han acabado con su paciencia. Si un ciudadano protesta es porque no puede más y quiere ejercer su derecho a expresarlo. Pero ahora usted no podrá vivir en la calle cuando lo expulsen de su casa, ni acudir a la llamada del que pide ayuda para evitar perder la suya. No podrá portar consignas frente al edificio donde se decidió que su salud y su educación eran un lujo caro, porque si lo hace irá contra la ley. Pero recuerde, es por su seguridad.

JOSÉ ABEL AJATES CÓNSUL , Zaragoza, 21.11.13
¿Por qué la llaman ley de seguridad ciudadana? De momento sólo sanciona protestas pacíficas. ¿Evitará la corrupción política? ¿Fomentará las explicaciones de nuestros próceres? ¿Se condenará el franquismo y a sus apologetas como el nazismo en Alemania? ¿Se recuperará el 100% del dinero del rescate bancario? ¿Y de los delitos condenados? ¿Cambiará la ley electoral? Y Urdangarín, ¿qué opina de todo esto?

Despoliticemos a los políticos

 

(ROBERTO MENÉNDEZ SAN CRISTÓBAL, Bilbao, 21.11.13)
Estamos viviendo unos tiempos confusos en los que cualquier día se nos va a desencajar la mandíbula de tanto abrir la boca con cara de lerdos. En todos los medios se dice que el pueblo vive un desapego hacia la clase política. Yo creo que en realidad es al contrario, es la clase política la que vive un desapego hacia el pueblo: nos han perdido totalmente el respeto. Nuestros políticos gobiernan única y exclusivamente en su propio beneficio, sin tener en cuenta al pueblo más que cuando llegan elecciones. Y no gobiernan para los ciudadanos sino para llenar sus arcas. Por eso yo creo que nuestros políticos han perdido el derecho…

El peor enemigo de la mujer es la propia mujer  (PALOMA NICOLÁS MUÑIZ, Madrid 21.11.13)

Es triste admitirlo, pero es un hecho: el peor enemigo de la mujer, es la propia mujer. Por lo tanto, si se quiere combatir el machismo (o sexismo, si se prefiere) habría que ver si es posible y en qué medida cambiar la percepción de la mujer sobre sí misma.

      Son mujeres adultas las que, criticando el velo, siguen apoyando a una Iglesia católica en la que sólo son admitidas como miembros de segunda clase. Son ellas las que se promocionan, incluso en la vida política, ofreciendo al público una imagen sensual. Y esta es, también tristemente, la imagen que ofrecemos a nuestros adolescentes y de ahí el inquietante resultado de la encuesta llevada a cabo por la Universidad Complutense de Madrid sobre conductas sexistas de los adolescentes españoles. Se educa primordialmente con el ejemplo. Si queremos que algo cambie, desde el convencimiento incuestionable de que la mujer no es inferior al hombre, debemos dejar de consentir que nos traten o nos presenten como si lo fuéramos.

sábado, 30 de noviembre de 2013

880 (S 30/11/13) Asegurando la inseguridad


Con la nueva Ley de Seguridad no quieren protegernos a nosotros sino a blindarse a sí mismos contra nosotros. Como las medidas autoritarias, dictatoriales, inaceptablemente represivas, que proponen son anticonstitucionales y no habría código penal que las soportase, no tipifican las protestas como delitos sino como faltas, infracciones, administrativas, y nos muelen a palos de multas que substituyan a la cadena perpetua. Además, al tipificarlas como faltas revierten la carga de la prueba contra el administrado que será considerado culpable (multado) mientras no demuestre su inocencia. Justo al contrario que los políticos delincuentes. De este modo aseguran la inseguridad jurídica del ciudadano mientras exponen impúdicamente su inseguridad política y moral.
      Al ministro del Interior, sr. Fernández Díaz, no le gusta que el primero que pase por ahí pueda grabar a un grupo de policías apaleando a niños o viejos porque luego pueden enseñarlo y desmentir sus declaraciones en favor de la impecable actuación de los guardianes del orden y de la seguridad nacional. Así que presenta una ley que castigue…, hasta con 30.000 € ! sic, han leído bien: 30.000!, de multa al primero que se le ocurra sacar el móvil y fotografiar a policías que no hacen más que cumplir con su deber, con toda la exquisitez que exige la democracia y que el ciudadano se merece, no faltaría más.
       Al ministro del Interior, sr. Fernández Díaz, no le gusta que los estudiantes, los sanitarios, dependientes, adolescentes, viejos y niños, funcionarios públicos, empleados de la limpieza y de cualquier servicio público o privado, se manifiesten para protestar de lo que sea, y en aras de…, de qué? de la seguridad nacional? de la paz social? de la fluidez de la circulación? quiere multar hasta con 600.000 €, sic, han leído bien: 600.000!,  a quienes organicen manifestaciones que ponen las calles perdidas, que es una barbaridad.
       Al ministro del Interior, sr, Fernández Díaz, le molestan las mareas de todo tipo que circulan por las calles manifestándose en contra de lo que sea, porque lo único que hacen es molestar a los ciudadanos y ya no saben contra qué protestar.
    Al ministro del Interior, sr. Fernández Díaz, no le gustan los escraches, eso de que identifiquen a los delincuentes públicos para que la chusma pueda despreciarlos, y mucho menos cuando se recogen en sus casas para gozar de la merecida paz familiar. Multa hasta de 600.000, sic, han leído bien: 600.000!,
    Los policías no tienen por qué identificarse porque eso atentaría contra su seguridad. Sus disparos de bolas de goma sacan ojos porque rebotan donde dan. Los maderos más sádicos recibirán reconocimiento, medallas y premios y, si por error son condenados, se les indultará.
    Ahora debe estar reflexionando sobre el monto de las multas a quienes se reúnan en los sótanos de sus casas para debatir y protestar sobre las actividades y medidas del gobierno… Paranoia? Miedo? Se trata de superar la represión de anteriores dictadores para tranquilidad de los peatones y de la circulación vial. Reprimiendo los derechos humanos, civiles y fundamentales, se aumenta la presión dentro de la olla y luego se preguntarán qué la hizo estallar. Sólo falta ya que nos multen por pensar, o por leer, “eh, tú, pringao, qué es eso que tienes en la mano, eh? a ver, un libro…, te crees mu listo, verdad? y ahí repanchingao en un banco del parque, no? tú crees que los bancos en el parque están para leer? eh! que te estoy hablando a ti! te meto una…, a ver, venga, la documentación, que te voy a meter una multa de tres pares de cojones…, se va a enterar este pringao…”

      Y digo yo: si, como aseguran todos los miembros del gobierno, todo va a mejorar desde el 2014 y ya no habrá motivos para protestar contra la política económica y la laboral, ¿qué sentido tiene reforzar la represión de actividades que ya no tendrán lugar?
     Si con la democracia recuperamos las calles, estos desalmados están dispuestos a quitárnosla de nuevo. “La calle es suya”, remedan a Fraga.

viernes, 29 de noviembre de 2013

879 (V 29/11/13) Diccionarios a mí


Incluí no sé dónde, ni tampoco viene al caso, el término “catetismo” que alguien, no recuerdo quién, ni eso añade nada, me reprochó porque esa palabra no existía. Que no existía, decía, y la tenía escrita por mí delante de sus narices. Lo que realmente quería decir es que la RAE no incluía este vocablo en su diccionario. Y a mí, qué! El problema no es mío, sino del diccionario. Que lo incluyan. O que lo dejen como está. A mí me da igual.
      Quiero decir que la existencia de las palabras no depende de su inclusión o no en ningún diccionario, sino de su libre aceptación por la gente en la calle. Sustantivar un adjetivo (cateto-catetismo) es un privilegio del que habla, o escribe, y si es inteligible y la gente lo acepta, reúne las dos condiciones que ha de cumplir cualquier vocablo para quedar legitimado. Porque la vigencia de una palabra no depende de que la acepte un diccionario sino de que la gente la use y se entienda con ella. Si estará despistado el diccionario de la RAE que, al no incluir la palabra catetismo, nos deriva a catecismo y patetismo.
      De aquí que el mal uso, o desuso, de algunas palabras derive en vocablos incorrectos que, al ser aceptados por una gran mayoría, se vuelven correctos. Pongo por caso la palabra “influenciar”, y no digamos “influenciable”, que es un mal uso que me produce un fuerte rechazo pero que, al ser admitida generalmente, ha sustituido a la más correcta “influir” que ya está condenada al olvido por desuso.
      No ha llegado a ese estado todavía la palabra preveer o preveyó…, que son realmente prever o previó (ver con anticipación), pero que son fruto de su confusión con el “verbo proveer” (suministrar).

      Por último, no es tan clara la línea entre lo correcto y lo incorrecto, quiero decir lo legitimado por su general aceptación y lo exiguamente aceptado (o que no sea fácilmente inteligible o que induzca a confusión). En estos casos lo siento pero opto por una postura tradicional, moderada y conservadora.

jueves, 28 de noviembre de 2013

878 (J 28/11/13) Futuro imperfecto

Con la nueva política educativa, se calcula en un 25% el número de adolescentes que se quedará sin terminar la enseñanza secundaria. No existe evidencia alguna de que el gobierno vaya a tomar medidas para mejorar esta situación ni esperanza de que quiera corregirla a medio plazo. Gasta todas sus energías en anunciar lo bien que vamos, en celebrar que nos espera un magnífico “futuro”, como lo demuestra la Bolsa, las inversiones extranjeras en empresas españolas, los beneficios que tienen los empresarios españoles, o la prima de riesgo…, sin hacer nada por reducir el desempleo ni incentivar la economía en el presente. La macroeconomía como tapadera de las carencias de la microeconomía, de la economía real, de la economía cotidiana de la gente.
     Así como Ramoneda eleva la imagen desastrosa de la basura de Madrid a metáfora sobre el modo de gobernar de este Gobierno, Soledad Gallego Díaz señala “cómo, en nombre del futuro, se deja hoy en la estacada a miles de adolescentes a los que llamamos, precisamente, el futuro”.
     Y encima quieren substituir los centros de enseñanza por madrazzas. Pero esto mejor lo tratamos aparte, el próximo lunes, dentro de cuatro días.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

877 (X 27/11/13) Menos de 140


Tweets, tuits, tuits.

      Dices: es lo que hay. Y yo te digo: y qué queremos que haya?

     Fin del rescate ! fin del rescate !, gritan los voceros, sin acordarse de que antes nos juraban que no había ningún rescate.

      Con este gobierno, el mundo al revés: los fiscales protegen a los delincuentes en lugar de perseguirlos.

     Políticos trileros: para esconder la presente penuria real, vaticinan maravillas futuras sabiendo que son falsas, para ilusionar al personal.

     Quien llame cernícalo y descerebrado al obispo (de Granada, y a quienes le arropan) no le insulta, tan sólo lo describe y diagnostica.

      El tema de la limpieza de basuras en Madrid ha sido todo un ejemplo de la eficacia y calidad de la privatización de los servicios públicos.

    Según la políglota Botella, alcaldesa de Madrid, la limpieza de la ciudad, la evolución de las especies y los eclipses lunares serán efecto de la reforma laboral.

     En A Coruña si tu perro se hace caquita, multa de hasta 300 €, pero si llenas de mierda 1.600 km de costa, la multa es 0 € (David Lacasa, León)

    Si, como previó Platón, con la escritura se inhibió nuestra memoria, ¿con la nube de internet dejaremos de ser dueños de nuestros pensamientos?

     Parece como si Wert fuera carnaza para los medios con el fin de encubrir los procesos judiciales del PP.

     El disparate de las becas Erasmus y el libro "Cásate y sé sumisa" son sólo dos perlas en que se manifiesta la ideología de nuestra política.

   La negociación no es sino un modo de doblegar al adversario, la derrota de los trabajadores como único objetivo… (J. Estefanía).

     Fabra promete no incluir en las listas a los “imputados” en Valencia, 8 en la actualidad, al tiempo que el PP (45 de 54) piden el indulto de los “condenados” por corrupción. (Por eso tienen prisa, dicen, en los plazos de los procesos judiciales, porque querrán acceder a la clase de los “condenados” cuanto antes a fin de tener acceso a las listas en las nuevas elecciones.)

    Los fanáticos son exageradamente emocionales, y por tanto inmaduros, infantiles, y como tales adolecen de un gratuito victimismo, de una pretendida incomprensión y un fuerte desprecio por todos los que no sienten como ellos. Se les identifica por sus himnos y banderas, esos trapos que están llenos de sangre


     De la “crisis” podemos sacar, como mínimo, estas cinco conclusiones: Una, que los políticos son (o deberían ser) empleados nuestros, ya que somos nosotros quienes les pagamos el sueldo, por lo que les debemos el respeto que nos merecen todas las personas, en cuanto tales, pero en tanto que políticos ni les debemos ningún respeto ni ellos se merecen ningún tipo de privilegios. Dos, que los políticos des-controlados, además de corruptos pudren de un modo sistémico todas las instituciones del Estado. Tres, que la auto-regulación sólo lleva a la máxima explotación de los más necesitados. Cuatro, que dada la podredumbre del sistema, hay que actuar contra él para desdoblarlo como a un calcetín, volcarlo patas arriba, pues no cabe remediarlo desde dentro. No se dejarían. Cinco, que una gran mayoría de ciudadanos tiene claro todo esto.

martes, 26 de noviembre de 2013

876 (M 26/11/13) Hecatombe


Hecatombe era el nombre con que se designaban los sacrificios de cien bueyes a Zeus (hecaton: cien; bous: bueyes). Imaginaos la humareda que causarían y el olor a la carne quemada que ha derivado en la acepción de este término como algo horrible, sobrecogedor, catastrófico, cuando realmente se trataba de una fiesta, la fiesta de los sacrificios al padre de los dioses (la humareda en Hiroshima bien podría recibir esta acepción). Suele ocurrir con vocablos importantes que derivan en lo contrario de lo que significaron en sus orígenes. Como ocurre con la palabra “mito” que de relato por medio del cual, junto con los rituales, se transmite la cultura de los ancestros, ha llegado a degradarse como simple “mentira” o afirmación no justificable.
       El lugar principal de culto a Zeus era Olimpia, al norte del Peloponeso y al sur del Golfo de Corinto, pero dado su carácter panhelénico se le rendía culto en todas las ciudades griegas, y en especial en Creta, Samos, Atenas, Platea…, o Siracusa en Sicilia.

     Así que ya sabéis, cuando alguien califique de hecatombe una catástrofe podéis frenarles, eh, tú, quieto parao, que hecatombe era una fiesta…, o mejor no lo digáis, porque os tacharían, como hacéis ahora conmigo, de pedante.

lunes, 25 de noviembre de 2013

875 (L 25/11/13) Si Alemania es miope, Europa no ve


Europa margarita. Europa, si; Europa no: la queremos, no la queremos… De los mayores entusiastas por Europa hemos pasado a ser, según recientes encuestas, los más euroescépticos, con menos fe en Europa que Inglaterra.
      Qué ha pasado para que hayamos podido llegar a esta decepción? Para mí, dos cosas: la aplicación de una política económica austérica neoliberal. com y la nacionalización del euro germano. Que el euro sajón es distinto del español puede verse en la prima de riesgo que el euro español paga sobre el alemán. Que la “austeridad” es una explotación económica impuesta por una ideología de la desigualdad, según parece, no tiene límite: siempre pueden exprimirnos más. El déficit es la excusa para aplicar esa ideología.
      Lo singular de esta dicotomía sobre la apreciación europea radica en que siguen queriendo “más Europa” la elite, los políticos tanto del PP como del PSOE, y los intelectuales tanto de izquierdas como de derechas, mientras que la gran mayoría de la sociedad reniegan de esta Europa y reclaman “otra Europa”. Los que quieren “más Europa” ven a Europa como solución del problema que es España; los que quieren “otra Europa” ven a Europa como el problema de España. Según Antonio Estella, tiene que ser otra Europa la que concilie estos divergentes intereses, otra Europa que no tiene más remedio que venir, pero cuyo problema es el “tiempo” que tardará en llegar.
adivinen cuántas dioptrías tiene este
peluche presidente del Bundesbank
      De nuevo, por quinta o sexta vez, se aprueban a nivel europeo (Merkel incluida) medidas para ayudas a las PYMES, 105 millones en tres años para España, que luego el funesto y miope Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, se encarga de congelar con las trabas de su tramitación que incluye reformas de tratados y sus correspondientes referéndums… Por no hablar de los eurobonos, del euro como verdadera moneda única europea, de la coordinación centralizada de la supervisión bancaria…

        Por eso decimos que si Alemania es miope, Europa no ve. Por eso damos palos de ciego. Por eso resulta más fácil, y cómodo, sentarte a la puerta de tu casa y esperar, como hace Rajoy normalmente, a que escampe, o a que pasen los cadáveres de tus enemigos, fallecidos por muerte natural, por el simple paso del tiempo. Aunque por fin parece que Rajoy se mueve, a ver si es verdad, y anuncia que aplicará los fondos aprobados para las PYMES, se ratifiquen o no posteriormente, lo que esperamos que fuerce a su puesta en marcha de una puñetera vez. Ojalá fuera verdad.

domingo, 24 de noviembre de 2013

874 (D 24/11/13) Rescates gratis


Rescates gratis, je. De los 100.000 millones prestados por Europa se utilizaron 50.000 para refinanciar Bankia (37.000) y otras Cajas menores, que-no-fue-un-res-ca-te y que no iba a costarnos ni un euro a los españoles, je, al final, como era previsible, tenemos que soportarlo…, imagináis quiénes? todos los españoles! Y nadie dimite! Y aquí no pasa nada! Y aquí no reacciona nadie! Los otros 50.000 han ido a parar al “Banco malo”, mediante el aval del Estado. Menos mal que el aval prestado al Banco malo no nos va a costar ni un euro a todos los españoles…, repiten, sin que se les caiga la cara de vergüenza.
    Al menos habrá servido para inyectar liquidez al sistema crediticio. Ah, sí? pues 200.000 millones es la cifra en que el crédito se ha reducido, un 20% del PIB!
      No acaba la cosa aquí. Dada la falta de recursos de la mayoría trabajadora, aún más esquilmada, nadie se atreve a predecir cuánto va a incrementarse la cifra de mora por impagos de los créditos hipotecarios en curso. Me refiero a la gente de buena fe, que paga. Pero que han perdido el empleo en más de un millón de casos.
      Añádase a esto la cifra de otros 200.000 millones de créditos concedidos a promotores muchos de los cuales han dejado la construcción paralizada.
     Y ya puestos, desvelemos que la Banca soporta 250.000 millones de nuestra Deuda pública además de deber otro tanto al Banco Central Europeo.

      Me paso de catastrofismo, lo acepto. Pero lo hago sólo para resaltar que esta bien, pero muy bien, que festejemos que el rescate nos haya salido gratis. Este gobierno lo tiene todo bajo control.

sábado, 23 de noviembre de 2013

873 (S 23/11/13) Aburridos presupuestos


Poco hay tan aburrido como los presupuestos, un debate sobre ellos, o la ley anual presupuestaria. Y sin embargo en pocas leyes se manifiesta la democracia con tanta fuerza y claridad como en las leyes que delimitan los fondos que el gobierno destina cada año al gasto público. Nada mejor que las prioridades en los gastos para indicarnos la política que siguen los gobiernos.
     Pensemos que la política redistributiva fue el origen del Estado. Las aportaciones de los miembros de un colectivo para su posterior reparto entre todos los que lo componen, permitió la división del trabajo, la financiación de obras públicas (canalizaciones fluviales, edificaciones monumentales para funciones sociales, políticas o astronómicas,,,) y la redistribución de la riqueza así como el acceso individual y control del poder en la política. Los presupuestos anuales hacen posible el control del poder político cuyas propuestas e intenciones no se podrían materializar sin los recursos financieros necesarios.
     Pero la mentira sistémica llega hasta algo tan frío como los mismos presupuestos. Fijaos:
Un modo de encriptar unos gastos (militares o de la Casa Real, por ejemplo) consiste en repartirlos entre distintos Ministerios, lo que los vuelve opacos para poder calcularlos, incluso identificarlos. Un ejemplo lo tenemos en la financiación de partidos políticos que se disimula como donaciones a fundaciones políticas con cargo a fondos de cooperación internacional (!)
      Otras desviaciones de las cantidades aprobadas en el Parlamento se realizan mediante “modificaciones presupuestarias” entre partidas contables que no son excepcionales y justificadas sino continuas y rutinarias (más de una por semana en cada Departamento). Con lo cual lo que se gaste al final tiene poco que ver con lo que fue aprobado en la ley presupuestaria.
      Por si todo esto fuera poco, las cantidades aprobadas en el texto original no llegan a ejecutarse en porcentajes inadmisibles, lo que desvirtúa la intención que tuvo el legislador cuando se aprobaron.

    Y para más INRI, en vista de que el presupuesto es más un coladero que un instrumento de control, se utilizan las disposiciones transitorias de cada ley anual presupuestaria para meter de rondón modificaciones de las leyes más diversas que pasan desapercibidas, burlando así el control al que se habrían sometido en una tramitación normal parlamentaria.

viernes, 22 de noviembre de 2013

872 (V 22/11/13) Caben cambios sin renovar el sistema?


Ampliando los comentarios de la entrada 868 del lunes 18 sobre los "brotes verdes", todas las reacciones-protestas espontáneas de la calle contra las políticas del Gobierno y sus falacias son denostadas por el sistema como anti-sistema. Y diciendo esto, dan por zanjado el asunto, sin más discusión. Pero no, no lo son. Intentan cambiar el sistema desde dentro, desde las reglas de juego vigentes, como si eso fuera posible. Y qué pasaría si atacaran al mismo sistema? La podredumbre reinante es de tal envergadura que hay que darle la vuelta al establishment como a un calcetín.
      Los grandes cambios se han producido como efecto de choques entre culturas. O entre fenómenos opuestos que se enfrentan con violencia. No olvidemos que Harmonía es fruto de la unión de Ares (dios de la Guerra) con Afrodita (diosa del Amor, o del Deseo). La explosiva combinación de Eros (Energía vital) y Tánatos (la Muerte) permite al primero exaltarse cuando reina el segundo (en las guerras, por ejemplo). La cultura griega a la que pertenece todo el mundo occidental explotó cuando se enfrentaron en los años 1200/800 adne la cultura solar y patriarcal indoeuropea contra la cultura lunar y maternal mediterránea. El choque que se avecina por las desigualdades económico-sociales como efecto de la política económica impuesta por el neoliberalismo se manifiesta entre banqueros y policías por un lado y por el otro los desahuciados y golpeados, entre el poder de los políticos y el derecho de sus representados que nos negamos a seguir siendo utilizados en las elecciones para luego hacer ellos de su capa un sayo, entre los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más esquilmados.
No luchan contra el sistema, no, sino desde dentro del sistema. Pero si se enfrentaran al sistema, estarían legitimados y justificados. Y no sólo eso, sino que quizás no haya otra alternativa. Porque como dice el filósofo búlgaro Tzvetan Todorov, “el problema no son tanto los corruptos como el propio sistema que protege sus privilegios, les otorga un poder ejecutivo real y les induce a la corrupción al permitirles quedar impunes. Es, pues, al sistema al que tenemos que enfrentarnos”.
     En una reciente entrevista a Roldán, el antiguo director de policía con González, convicto y condenado, a la pregunta de si era consciente de que estaba corrompido contestó; "No. Si mirabas al paisaje alrededor, todos éramos iguales. Yo sólo hacía lo normal". Es lo que ocurre cuando el sistema adolece de una corrupción sistémica, en la que ninguno puede salirse del sistema.

jueves, 21 de noviembre de 2013

871 (J 21/11/13) Una tragedia


Tragedia es un acto o relato en que se trata la muerte. Dado que todo lo que trata de la muerte es sagrado (o santo), la tragedia y lo sagrado van asociados. Suele ocurrir siempre que anda la muerte de por medio.
    Canciones de muerte son las que nos traen los políticos de este gobierno. Muertes físicas también, y otras menos perceptibles pero masivas, en todo caso muerte de ilusiones y esperanzas de futuro. O por adoctrinamiento, para que sucumbamos a la resignación, otra muerte donde las haya.
    La tragedia griega se caracteriza por tratarse de héroes cuyas hazañas las realizan no porque ellos lo intenten sino a pesar suyo, y cuyas desgracias, fatídicas, inevitables, son sólo imputables a los dioses. Están, pues, llenas de contradicciones. Todo está predeterminado por el Destino.
     El héroe es devoto de Hera y benefactor de su pueblo, clan o ciudad, después de haber muerto. Un caso ejemplar es Edipo, rey de Tebas, que mata a su padre, sin saberlo, fecunda a su madre, sin culpa por su parte, y termina siendo protector de Atenas que lo acogió en su vejez en el destierro.

     La tragedia actual es la resignación con que los jóvenes aceptan su destino laboral. En una dramática entrevista televisiva, un joven sensato, doctor en Informática, asegura con convicción que su trabajo actual, mileurista, precario, y que no tiene que ver con su capacidad y formación, lo firmaría por 20 años, virgencita, que me quede como estoy, en lugar de soñar e ilusionarse, a su edad!, con un progreso en su futuro profesional. Un caso como éste es un magnífico ejemplo de temor y degradación moral, que parece que es el objetivo de la política laboral de este gobierno y de los neoliberales. com. Zafarse de ello comienza con un grito.
    Es una contradicción devaluar los costes salariales para “conseguir” competitividad, cuando esto deberíamos conseguirlo mediante una mejora de la calidad de los productos, lo cual sólo cabe si se aumentan los salarios. Con ello no sólo seríamos competitivos sino que además, amén de vivir todos mejor, pegaríamos el empujón que necesitamos a la demanda interna y al consumo, para salir del agujero vicioso en el que la reforma laboral a la baja nos ha hundido. Pero parece que los dioses han conseguido plegarnos a sus destinos: que nos resignemos.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

870 (X 20/11/13) Tutto Verdi en Saviñán

      Sol sol sol, do do miii, dooo soool…, salgo canturreando Rigoletto sin pisar el suelo.
     No es la primera vez que acudo a un concierto en Saviñán. Hace dos o tres años me invitaron allí mismo a un recital único, de música de clavicémbalos, anteriores al Barroco pero fabricados ahora por el holandés Titus que los exporta contra pedido. Todavía lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Y ahora Tutto Verdi, un regalo que la cincuentena asistente al recital, de 700 vecinos que habitan en este pueblo a unos 20 km de Calatayud, ha sabido apreciar y hacer llegar a los cantantes, la soprano Estrella Cuello, el tenor Jesús Lavid y el barítono José Manuel Conde, que, agradecidos y entregados a su propia fiesta, nos han regalado los oídos con temas de I Lombardi, Otello, Macbeth, Un Ballo in Maschera, La Forza del Destino, Il Trovatore… Verdi se crece con los coros que aquí faltaban. Pero en una traca final los asistentes nos hemos convertido en un coro espontáneo acompañándoles a grito pelado en el Brindis de La Traviata, que nos han regalado como postre fuera de menú en agradecimiento por haber sabido apreciar lo que nos daban. Qué gozada! Yo me lo he pasado bomba.
       Cuando el pianista brasileño Sergio Kuhlmann acarició aporreando el piano con los acordes de la Paráfrasis de Liszt sobre Rigoletto, donde el tema que salí canturreando se desparramaba por los cuatro costados del piano, saltamos entusiasmados como muelles de los bancos para aplaudir a rabiar, con un bravo! bravo! que hasta el pianista se puso colorao. Para rematar, y agradeciendo la hospitalidad del recinto de la Virgen del Río que nos acogió, cantaron el Ave María que nunca distingo si es la de Schubert o la de Gounod.
       Y al salir no pude por menos de reprocharme por pasarme los días despotricando contra esos desgraciaos, delincuentes, hijos de la gran… que se dicen servidores de la ciudadanía, cuando tenemos tantas cosas agradables al alcance de las manos, del oído, de los ojos, de la piel… Anda y que les zurzan, a esos que les den.

martes, 19 de noviembre de 2013

869 (M 19/11/13) Comidas de coco


          Hago las siguientes reflexiones con motivo de la boutade del catalán de ERC Oriol Junqueras, amenazando con paralizar la economía. El día menos pensado deroga por decreto la ley de la oferta y la demanda o el síndrome de Down. Preguntando por un periodista cómo piensan hacerlo se escaqueó, bueno, “no sé si lo haremos, pero siempre podremos amenazar con hacerlo.” Este pasmarote de remate es el mismo que se fue a Bruselas a pedirles ayuda en su lucha por el independentismo. Y la culpa no es sólo de él, también hay catalanes que lo votan y con ello lo han encumbrado. Dónde dejaron su seny? la elegancia, la moderación, la ecuanimidad, el sentido común, el anti-fanatismo por excelencia. Los que han votado a este energúmeno son tan corresponsables de su protagonismo como los peperos lo son del gobierno del PP a escala nacional. Por apoyarlos. Mirad a Oriol Junqueras y ved a lo que se puede llegar cuando uno es un fanático (de lo que sea).
       Los fanáticos son exageradamente emocionales, y por tanto inmaduros, infantiles, y como tales adolecen de un gratuito victimismo, de una pretendida incomprensión y un fuerte desprecio por todos los que no sienten como ellos. Se les identifica por sus himnos y banderas, esos trapos que están llenos de sangre.

       Que no se asuste nadie por lo que voy a decir, pero para mí estos calentamientos nacionalistas son tan peligrosos como los religiosos. Tienen en común el fanatismo. Un fanatismo que les impide razonar, o tener criterios propios, o escuchar argumentos que no sean los suyos. La fe del fanático le impide dialogar, sólo le permite la condena. Ser catalán y sentirlo, como ser andaluz y emocionarse, o ser tailandés y proclamarlo como lo más grande que le ha ocurrido a uno, es tan loable y legítimo como ser portugués. Pero de ahí a una mística excluyente, cateta y fanática, media un abismo que no le hace ningún favor al colectivo que la sufre y la soporta. Utilizan la incomprensión (“no podéis entendernos”), las emociones, los símbolos, como dogmas que quieren imponer. Sin percatarse de que tales emociones reblandecen el cerebro y les impide tener criterios propios, pensar por sí mismos, o sea, ser adultos.

P/S: En relación con el tema de ayer, "brotes verdes", me quedé con las ganas de rematarlo con una apreciación sobre los posibles efectos benéficos de la "crisis", de la cual hemos sacado, como mínimo, estas cinco conclusiones: Una, que los políticos son (o deberían ser) empleados nuestros, ya que somos nosotros quienes les pagamos el sueldo, por lo que les debemos el respeto que nos merecen todas las personas, en cuanto tales, pero en tanto que políticos ni les debemos ningún respeto ni ellos se merecen ningún tipo de privilegios. Dos, que los políticos des-controlados, además de corruptos pudren de un modo sistémico todas las instituciones del Estado. Tres, que la auto-regulación sólo lleva a la máxima explotación de los más necesitados. Cuatro, que dada la podredumbre del sistema, hay que actuar contra él para desdoblarlo como a un calcetín, pues no cabe remediarlo desde dentro. Cinco, que una gran mayoría de los ciudadanos tiene claro todo esto.
       Gracias, mostrencos, por vuestra crueldad, ignorancia y disparates que nos han permitido ver la luz en pleno túnel.
       

lunes, 18 de noviembre de 2013

868 (L 18/11/13) Brotes verdes


Brotes verdes, sí, señores, sí que los hay. Pero no los que exponen ustedes sino justo los contrarios, los que surgen de los ciudadanos contra ustedes, a pesar de ustedes, para paliar los daños que nos causan ustedes.
       Brotes verdes no son el falso crecimiento económico, ni la falsa creación de empleos, ni la falaz confianza internacional en su gobierno, porque todo lo que proviene de ustedes es ambiguo y dañino, y por supuesto mentira. Frente a ello la Comisión Europea amonesta a nuestro gobierno por su deuda pública (100% del PIB), la privada (200% del PIB), la agonía del sector de la vivienda, el desequilibrio económico y el paro (26%, 50% de los jóvenes).
       Brotes verdes son las espontáneas manifestaciones de reacciones políticas como la del 15-M (2011) o la del 14-N (2012) en la que Ester Quintana perdió un ojo por disparo de pelota de goma de un fusil de policía (quizás fuera que la pelota rebotara, insultan los reportes oficiales) y el que suscribe estuvo a punto de perder el otro, o los comedores de barrio que no dan abasto recogiendo alimentos de los pobres para los que son más pobres todavía, o Ada Colau coordinando la plataforma anti-desahucios por hipotecas y exigiendo la aprobación de la dación en pago de la propia vivienda, o las familias reconstruidas donde los abuelos comparten con nietos y yernos lo que mal-comían, o los médicos en desobediencia civil frontal que atienden a cualquier enfermo por inmigrante que sea, o todas las mareas (la verde, la blanca, la roja, la naranja… de sanidad, educación…) que protestan por recortes y por privatizaciones, o Laura Zoronoz que en 24 horas tumbó por KO al acémila Wert en el tema de las becas Erasmus…
      Sí que hay brotes verdes, sí, pero no los falsos económicos que ustedes proclaman, sino los políticos que surgen de la calle, la misma que ustedes reprimen por oponerse a la barbarie que ustedes están cometiendo.
(de Archipiélago Machango)

domingo, 17 de noviembre de 2013

867 (D 17/11/13) Un par de “cartas al director”

Un par de “cartas al director” sobre temas actuales
Una, del alicantino Sebastián Fernández Izquierdo, 8/11/13.

¿No hay nadie responsable?

Se construyeron autopistas que no llevaban a ninguna parte. Se hicieron aeropuertos que nadie necesitaba. Se levantaron auditorios y polideportivos que nadie había pedido. Se construyeron grandes e inútiles edificios, carreteras, rotondas, piscinas que nadie utiliza.
     Alguien lo impulsó, alguien lo proyectó, alguien dio el permiso, alguien firmó y, lo que es más probable, alguien mordió. Ingentes cantidades de dinero que nunca llegaremos a conocer se malgastaron, derrocharon, malversaron. ¿Y quién es el responsable? Nadie.
      Se utilizaron organismos e instituciones como las cajas de ahorros en beneficio de los gobernantes de turno en un descarado ejercicio de abuso de poder. Se gestionaron catastróficamente, se saquearon y se hundieron. ¿Y quién es el responsable? Nadie.
    El último ejemplo: la Radiotelevisión Valenciana. Se utilizó de mala manera a capricho del Gobierno autónomo como herramienta política, en lugar de ser gestionada de forma eficiente como el servicio público que debía ser y nunca fue. Imposible saber los millones que ha supuesto, el dinero que se ha tragado. Seguramente había muchos bolsillos que llenar. Ahora resulta que es insostenible lo que fue sostenible durante años. Y con la justificación de que más vale cerrarla que cerrar un colegio o un hospital todo queda justificado. Ya está. ¿Ya está? ¿No hay nadie responsable? ¿Nadie?

Víctimas sin justicia

(De Angela J. Melero Fernández, 8/11/13)

      Entiendo el dolor de las víctimas de ETA y, a un tiempo, envidio su influencia social y política. Pueden protestar porque los asesinos de sus seres queridos solo han cumplido 26 o 28 años de cárcel.
     Yo, a mis 83 años largos, y como yo muchos miles de españoles más, tenemos a nuestros muertos en las cunetas o no aparecen, como es mi caso. Y no podemos protestar porque jamás sus asesinos fueron a la cárcel, porque jamás fueron juzgados ni porque tuvimos que convivir con ellos…
     …todos esos muertos como auténticos patriotas, porque murieron defendiendo la legalidad vigente y son tan mártires —o más— como los que elevan a los altares, porque muchos eran auténticos cristianos practicantes y murieron defendiendo el Gobierno democrático legalmente constituido y la posibilidad de construir una España más justa.

     Y no quiero que nos pidan perdón por tantos años de silencio, sino que se les reconozca como víctimas de una injusticia que perdura en el tiempo.

sábado, 16 de noviembre de 2013

866 (S 16/11/13) Tramposos


Ya comentamos en la entrada 842 (M 22/10/13: Leyes huecas) que las leyes o son un reflejo de la realidad social, una manifestación de la misma, o resultan inaplicables quedándose en retórica vacía.
     Las leyes son reglas de juego. Y en el juego hay dos factores, uno de técnica (conocimiento) y otro de azar (aleatorio). Si uno de estos dos elementos prevalece en exceso, como sucede con la técnica en el ajedrez o el go, por ejemplo, resultará aburrido para mentes infantiles; si prevalece el azar, como ocurre con la oca o el parchís, las mentes sesudas no querrán saber de ellos. Pues las leyes, igual. Hay una regulación objetiva (coherente con las conductas), que les dará estabilidad en el tiempo, legitimidad de origen y aplicabilidad por aceptación social, y otra axiológica (la aleatoria, que evoluciona en el tiempo) de acuerdo con la ideología mayoritaria del congreso donde fueron aprobadas. Y satisfecha la pedantería, entramos al grano:
      Las leyes, repetimos, son reglas de juego. Enmarcan las conductas de manera general para todos de suerte que cualquiera sepa a lo que atenerse. Cambiar su aplicación en mitad de un proceso, y no digamos ya contraviniéndola, como hizo el sr, Wert, de nefasta memoria, con las becas Erasmus, es peor que infringirla, porque deja al otro jugador descolocado, perplejo e indefenso. Ganar las elecciones con un programa de medidas y aplicar luego justamente las contrarias, hacer leyes retóricas como la de Transparencia cuya aplicación es desde origen ya opaca, adulterar los datos para demostrar lo contrario de lo que es la realidad por más que ésta sea evidente, insistir en la mentira a fin de que se imponga como si fuera la verdad, cacarear nuestras grandezas desde la mezquindad… todo esto y mucho más nos impide participar en un juego (a la política, me refiero) cuyas reglas varían al capricho del gobierno. Aunque ya se encargan ellos de impedirnos que participemos. Qué clase de juego es éste? A alguien que marca las cartas, o cambia las reglas de juego según le conviene en cada partida, o esconde los ases dentro de la manga, cómo le calificaríamos? truhán? prepotente? inepto para jugar? tramposo? En todo caso, tramposo, verdad? Pues eso, tramposos.
      La insistente veleidad de los políticos de nuestro gobierno, melancólico de tiempos que creíamos ya pasados, ha estimulado a Mariano Gistáin a escribir: “la veloz transición hacia la situación anterior requiere indultos en serie, bloquear las investigaciones en curso, mantener a la Justicia cautiva a paso de tortuga y generar narraciones de repuesto para llenar telediarios”.