viernes, 21 de noviembre de 2014

961 (V 21/11/14) Es Podemos populista?

(En su artículo de prensa “Virtudes y peligros del populismo”, cuyo mejor exponente le parece el peronismo, el historiador José Alvarez Junco propone el siguiente test de rasgos para identificar a los movimientos populistas. No valora el número de aciertos necesario para  merecer tal adjetivo.)
   1.- Lo primero es que los movimientos o personajes políticos a quienes se llama “populistas” basen su discurso en la dicotomía Pueblo/Anti-pueblo. El primero, el pueblo, no hace falta aclararlo, representa el súmmum de las virtudes; mucho mejor nos iría si le dejáramos actuar, o al menos le escucháramos. Su antítesis, el anti-pueblo, es la causa de todos los males: y son la oligarquía, la plutocracia, (las elites extractivas, añado yo) que en el discurso dominante hoy, en España, sería la “casta política” o “el régimen del 78”, a quienes se oponen “los ciudadanos” o “la gente (decente)”. Por “pueblo” no debe entenderse el proletariado o las clases trabajadoras, sino la gente. Invocar la voluntad popular, como ocurre con los dictados divinos para los creyentes, permite saltarse la exigencia del respeto a la ley. Prospera cuando los partidos tradicionales están desprestigiados hasta niveles escandalosos.
   2.- Un segundo rasgo común a los populismos es la ausencia de programas concretos. Los proyectos de los dirigentes populistas están inspirados por los deseos más grandiosos (“salvar al país”, establecer una “democracia real”), pero no dicen cómo piensan hacerlo. Estoy en contra de todo lo que está mal, declaró una vez el inefable Ruiz Mateos.
  3.- Tercer rasgo: en su discurso dominan los llamamientos emocionales que dominan sobre los planteamientos racionales. Hay que superar la ineficaz verborrea que domina la política actual: no se trata de hacer pensar a sus oyentes sino de movilizarlos. Una movilización que suele ser extra-institucional, por cauces ajenos a los previstos por el “sistema”.
   4.- Cuarto: a juzgar por sus proclamas, nadie puede llamarles anti-demócratas; al revés, el gobierno del pueblo es justamente lo que anhelan. Su principal objetivo es establecer la igualdad social, favorecer a los más débiles. Desde esta perspectiva, muchas dictaduras pueden declararse “democráticas”; la Cuba de los Castro, por ejemplo, un régimen que no convoca elecciones libres y plurales pero que presume de grandes logros educativos o médicos para las clases populares.
   5.- Un líder mesiánico que mantiene una línea directa con el pueblo.
   6.- Como todo movimiento político, quieren gobernar, quieren el poder. Y cuando llegan a él no soportan críticos ni opositores. Ni que se limiten sus mandatos. Lo cual es un atajo a la tiranía.
   7.- Como virtudes, hay que reconocer que fascinan por su juventud y su entusiasmo, su agudeza en criticar sistemas políticos anquilosados y su propósito de modernizar las instituciones democráticas. Hasta los más escépticos pueden aceptarlos pues difícilmente serán peor que lo que tenemos.
        
Así que Podemos, ya sabéis, a concretar (2); sin saltarse las leyes (1): si son injustas, modifíquense. Y huid del culto personal (5) fomentando la diversidad, la crítica interna, la pluralidad, el debate (3) y el control permanente en las asambleas (4). Y no olvidéis que el principio de toda inmoralidad es que “el fin justifica los medios” (a la mayor gloria de dios se han cometido las mayores tropelías de la Historia): en nombre del pueblo y de los objetivos más excelsos no se puede purgar a los oponentes ni evitar que se haga oír la gente. En cuanto al párrafo 6 ya os habéis adelantado, creo, exigiendo la firma de la renuncia al tiempo que firméis la aceptación del cargo. Y respecto al 7, claro que podemos, sí que podemos. Así que al tajo, aunque no sea gerundio.
El Consejo de Coordinación de "Podemos" (la Ejecutiva, 10 + 1) paritario
     Hay quienes añaden algunos rasgos más, como los que mantienen:
   8.- el objetivo de demoler las instituciones y el sistema de partidos (cirujía que nos parece necesaria), o
   9.- la estrategia de enfrentar a la base electoral contra el enemigo a batir, sean los nacionales contra los inmigrantes, o los ciudadanos contra la clase dominante o los nacionalistas contra Bruselas. Supongo que llaman populistas a los movimientos que utilizan este enfrentamiento como leit motiv u objetivo principal.

En todo caso, adoptados los nombres (la casta…) y los verbos (podemos!...), ha llegado la hora de las preposiciones, conjunciones, adverbios…: cuándo? dónde? cuánto? cómo?...

Acabo. Si el populismo consiste en intentar ganarse los votos con falsas promesas y mentiras, no cabe duda de que el gran populista es el partido de este gobierno, el PP. En cuanto a Podemos no cabe pedirles cuentas de lo que han hecho porque acaban de nacer: yo los veo más bien ingenuos. O naifs. Pero voy a dar(les)(nos) una oportunidad.

jueves, 20 de noviembre de 2014

960 (J 20/11/14) Otra reforma laboral! marchando!

En contra de las groseras mentiras del Gobierno, y en especial de Montoro, los salarios laborales han descendido desde 2008 un 5% en los contratos indefinidos y un 20% en los precarios. Estos ocupan cada día un mayor porcentaje dentro del total. La mitad de los médicos de la sanidad pública, cerca del 50%, tienen contratos precarios (quizás para deteriorar la sanidad pública tanto como para derivarla a la privada). No es que los salarios no hayan subido, ni siquiera el IPC, sino que han bajado, mal que le pese al gobierno en pleno, y en especial a su Presidente y al ministro de Hacienda, que no sabemos quién miente más de los dos. Eso es lo que nos ha traído la reforma laboral que tanto cacarean, eso y una desigualdad cada vez mayor económica y social.
     Los organismos supranacionales, FMI, la UE,BCE…, que nos dictan nuestra política económica denuncian las desigualdades…, cielo santo, qué ha ocurrido? qué les ha hecho ver la luz y caerse del caballo? cuándo les ha acontecido? cómo? dónde…? milagrooo!!! eh! túuu, quieto parao, sigue leyendo…, las desigualdades…, denuncian las desigualdades entre los salarios por contrato indefinido y por precarios. Ya decía yo.

Para evitar lo cual proponen equipararlos por igual: o sea, que los indefinidos se rebajen al nivel de los precarios? Pues sí, no he oído mal.
  O sea, que…, en otras palabras, la reforma laboral ha tenido efectos devastadores (ah, sí? quién lo hubiera dicho?), contrarios a los previstos (¿!?), por lo que procede... ahondar en la reforma laboral profundizando en otra reforma laboral (que empeore la situación más todavía…, serán canallas?). Pero es que no hay quien los pare? serán estúpidos? están locos? nos están tomando el pelo? se quieren ensañar más? Son surrealistas. Y andan sueltos.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

959 (X 19/11/14) La corrupción se combate por los pies

Me acaba de ocurrir. En la gasolinera donde compro los neumáticos seminuevos y a donde voy a repostar, a tomarme un capuchino de máquina y a comprar el periódico todos los días. El muchacho que me atiende mira de reojo los titulares de la prensa mientras sujeta la manguera. “Esos políticos corruptos entran a saco en las cajas porque las tienen a mano. A ver… Yo haría lo mismo, seguro. Así que no sé si serán culpables o no, pero yo sí lo soy.”
   Y no ha mirado al tendido, ni ha esperado un aplauso, ni siquiera se ha percatado de que me ha costado cerrar la boca desencajada después de haberle oído. Pero sospecho (no, estoy seguro) de que si un día le dejaran a mano una caja, éste no entraría a saco. La sinceridad y el respeto que se tiene a sí mismo se lo impediría.
   Porque quizás estos mangantes sí que nos representan. Pues si no los envidiamos y admiramos, por qué les votamos otra vez? Yo os diré por qué son tan descarados cuando se chulean por haber delinquido: porque saben que en el fondo nos gustaría estar en su lugar. El único modo de expulsarlos sería por un rechazo total, pero eso no lo sentiremos mientras seamos como ellos, en menor escala, pero como ellos, al pagar al fontanero sin factura para no pagar el IVA, por ejemplo, y por eso no los despreciaremos con la autoridad suficiente que les impida seguir robando, lo cual sólo ocurriría si sufrieran un rechazo, intenso y sincero, social. Difícilmente podremos exigir a otros conductas irreprochables mientras no empecemos por nosotros mismos. Y eso costará generaciones y mucha educación cívica que ya se encargan estos mangantes de sabotearla substituyendo por el catecismo religioso wertiano la asignatura de Educación para la Ciudadanía. De este modo se aseguran de que todo siga como está, de otro modo se les podría acabar el chollo. Y con las cosas de comer no se juega.
    El muchacho de la gasolinera me ha cobrado en la caja y me ha despedido sin mirarme, sin esperar mi elogio o mi propina.

    (Y ahora que recuerdo nunca me han ofrecido pagar menos por las ruedas, quitándome el IVA. Siempre me han dado factura.)

martes, 18 de noviembre de 2014

958 (M 18/11/14) Se levanta la veda: a por ellos!

El argumentario del PP y consiguientes consignas, frutos del miedo, ha levantado la veda de insultos y descalificaciones contra “Podemos”, y en especial contra su líder Pablo Iglesias, a quien ven como a su irrefrenable enemigo, un nuevo Perseo que llega volando para cortar la cabeza de la Casta-Medusa que asola nuestro país. Tanto aliento y empuje a segarle la hierba deriva en situaciones tan simpáticas como ésta:

     El camionero, Jonathan Cabeza Infante, concejal del Ayuntamiento de Paredes de Nava, Palencia, publicó en su perfil de Facebook un mensaje en el que deseaba al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que le diesen «un tiro en la nuca». Cabeza Infante, que pertenecía al equipo de gobierno del PP, llamaba a Iglesias «hijo de la gran puta» y «cabrón», entre otras lindezas.
     Textualmente: “Valiente hijo de la gran puta, vete a colombia (confundiéndola con Venezuela) y le das por el culo al hijo de puta amigo tuyo, ese dictador q tanto amas y como amas su pais y son la envidia a seguir pues camina haber si te dan un tiro en la nuca cacho cabron y dejanos tranquilos.” "Valiente cabron, mas vale q se valla a trabajar el muy zangano", le escribía literalmente al líder de Podemos tan sólo unos días antes. O este otro texto: “la oposición (del PSOE) lo único que saben hacer es insultar y faltar al respeto (sic!), pues se acabó, ayer debí haber partido la cara a más de uno". (Aquí, como se puede ver, debió utilizar un corrector de textos)
     Aleccionado por la alcaldesa, Montserrat Infante (a saber la relación que tiene con el interfecto, hay endogamia en Paredes?), horas después de colgar el comentario en Facebook, ante las airadas protestas de miles de ciudadanos que no supieron interpretarle bien, Jonathan Cabeza quiso aclarar sus declaraciones. «Las cosas se sacan mucho de contesto… Lo que quería decir con mi comentario sobre Pablo Iglesias es que en Venezuela mueren todos los días decenas de personas solo por no obedecer la dictadura a la que se somete al pueblo y reitero si eso es lo que quiere Pablo Iglesias en nuestro país». (Texto este probablemente redactado por la propia alcaldesa o alguien que supiera leer y escribir.)
     El presidente provincial del PP, Carlos Fernández Carriedo, declaró que el partido no podía iniciar un expediente contra él para expulsarle porque Jonathan Cabeza no era afiliado. Por otra parte el muchacho, si se esforzaba en sacudir estopa al Coleta lo hacía intentando emular a capitostes del PP. (A partir de ahora espero que le fichen dados los méritos evidentes que ha mostrado en este caso.)

     Pero lo sobresaliente del caso, lo mejor de esta noticia, lo que justifica su mención en este blog es que el eximio nuevo Príncipe de las Letras de nuestra Literatura Universal, es nada menos que concejal de Cultura y Fiestas de su Ayuntamiento!, como no podía esperarse menos vistos sus escritos y política dedicación.

(Jonathan ya no es concejal de Cultura. Qué pena que por un simple desliz se haya desgraciado su prometedora carrera profesional como político del PP. Un joven que prometía hacer buena carrera en el PP. Para mí que podría haber superado hasta al mismísimo Wert.)

lunes, 17 de noviembre de 2014

957 (L 17/11/14) Pablo Iglesias es de izquierdas?

Pablo Iglesias es de izquierdas? La respuesta es evidente. Sí. Entonces a cuento de qué viene que tantos se hagan estas preguntas? Y sobre todo, por qué el interpelado las esquiva? Veamos:
En un montaje de video de “Al Rojo Vivo” de la Sexta que muestra en paralelo la campaña de Felipe González en 1982 y la de Pablo Iglesias en 2014, resulta sorprendente la igualdad de las ideas de ambos dos e incluso su forma de expresarlas. La honestidad, más bien inocencia, del PSOE y su programa de rentas mínimas, igualdad económico-social y atenciones sociales en 1982 son las mismas que las de “Podemos” en 2014. Y el PSOE arrasó entonces como parece que Podemos puede hacerlo en 2015. Qué ocurrió? Que la realpolitik “obligó” al PSOE a traicionarse a sí mismo hasta el suicidio actual: empezó renegando de su origen marxista, luego nos metió en la OTAN, después aceptó el mercado, luego privatizó todo lo que se le puso por delante, y terminó adoptando con Zapatero la política neoliberal de la austeridad con el remate de la modificación del art. 135 de la Constitución. Y el PSOE se hundió en la nada (todavía se debate en los últimos estertores del naufragio, que lleva su tiempo).
Si será similar la situación de los dos, que ambos han sido insultados como “comunistas”, que no lo son, como si además eso fuera un delito y como si en Europa cupieran radicalismos de ningún sesgo que no pueden prosperar. Si será similar la situación, que los dos arrojan lastres y si González gritó entonces “marxistas no!” Podemos grita ahora “PSOE no!”.
¿Qué ocurre ahora? Que “Podemos” recupera esos ideales (que son los del sentido común y los que la sociedad demanda y necesita) que volverán a ser recibidos con los brazos abiertos por la gran mayoría de la población. ¿Que por qué no lo hace el PSOE? Sencillamente porque no puede, aunque lo intenta, porque se ha quemado y ha perdido la credibilidad al parecerse tanto al PP que ya se confunde (en la práctica) con él. ¿Y por qué Pablo Iglesias no admite y confiesa que es socialista y que son estas ideas las que quiere imponer? Porque correría el peligro de que le confundieran con el PSOE que de este modo se convierte en su principal enemigo, junto con el PP. Por eso cuando se les acosa con su ubicación a la derecha o a la izquierda de no sabemos qué, prefieren contestar que esas referencias ya no sirven para expresar la realidad la cual se explica mejor por el conflicto social que es producto de la desigualdad entre la elite de arriba y la gran masa social de abajo, deshaciéndose del lastre del histórico PSOE y aplicando de nuevo el socialismo cuyo término, contaminado, con buen acuerdo prefieren evitar.
Ya no caben extremismos en Europa. Tanto Le Pen en Francia como el déspota gobierno húngaro tienen que moderarse si quieren sobrevivir. No cabe pues, tildar ni situar a Pablo Iglesias en el socialismo radical que la historia ha arrumbado junto a Mao y Stalin. No cabe otro socialismo, hoy, que la socialdemocracia que acepta el mercado y la libre empresa pero gravando sus beneficios para distribuir la renta de un modo social.
En cuanto al modelo socialista periclitado que encarna el PSOE nadie mejor que la figura de Felipe González para ilustrarlo. El que pudo y supo ilusionarnos en 1982 es hoy un fósil viviente gagá, adormecido por la molicie que le permite la puerta giratoria de una eléctrica, y que escupe exabruptos “bolivarianos” y amenaza “debacles” contra los mismos que aplicarán los ideales que él no supo conservar.

domingo, 16 de noviembre de 2014

956 (D 16/11/14) El triunfo de lo erróneo

Es un texto de Paul Krugman. Tal cual:

(El secreto de la victoria republicana en EE UU está en un obstruccionismo al límite del sabotaje)

La política determina quién tiene el poder, no quién está en posesión de la verdad. Aun así, no es frecuente que a un partido que se equivoca tanto en tantas cosas le vaya tan bien como les fue a los republicanos el martes pasado.
Algunos expertos suavizarán su análisis para reflejar el nuevo equilibrio de poder; por ejemplo, fingiendo una vez más que las propuestas presupuestarias del representante Paul Ryan son esfuerzos bienintencionados por poner orden en las cuentas de Estados Unidos, más que maniobras de engaño y ambigüedad. Pero las propuestas políticas republicanas merecen un análisis más crítico, lo cual no es menos cierto ahora que el partido tiene más capacidad para imponer su programa.
De modo que este es un buen momento para recordar lo mucho que los nuevos dirigentes del Congreso se han equivocado… en todo.
En primer lugar, está la política económica. Según el dogma conservador, que critica toda regulación de la sagrada búsqueda de beneficios, la crisis financiera de 2008 —provocada por unas instituciones financieras fuera de control— no debería haber sido posible. Pero los republicanos han optado por no replantearse su opinión ni siquiera ligeramente. Se inventaron una historia fantástica según la cual el Gobierno era, de algún modo, responsable de la irresponsabilidad de las entidades crediticias privadas, a la vez que se oponían a cualquier medida que pudiese mitigar los daños. En 2009, cuando la renqueante economía necesitaba ayuda desesperadamente, John Boehner, quien poco después se convertiría en el presidente de la Cámara de Representantes, declaraba: “Ha llegado la hora de que el Gobierno se apriete el cinturón”.
Una y otra vez se ha visto que las predicciones sobre que los gastos deficitarios dispararían los tipos de interés, que el dinero fácil haría que la inflación se descontrolase y el dólar se degradase, eran erróneas. Los gobiernos que hicieron lo que Boehner pedía con insistencia, recortar el gasto de las economías deprimidas, han propiciado crisis económicas comparables a la Gran Depresión. Es el caso de Europa. Y los intentos de los gobernadores republicanos de demostrar que bajarles los impuestos a los ricos es un elixir mágico para el crecimiento han fracasado de forma espectacular.
En resumen, la historia de la economía conservadora durante estos seis últimos años, y ya venía de antes, es la crónica de un desastre intelectual (agravado por la sorprendente incapacidad de muchos políticos de derechas para reconocer sus errores bajo ninguna circunstancia).
Luego está la reforma sanitaria, sobre la que los republicanos dejaron muy claro lo que supuestamente iba a pasar: pocas inscripciones, más gente perdiendo la cobertura que consiguiéndola y costes que se disparan. La realidad, hasta la fecha, no ha coincidido con eso, y hemos visto un número de altas que superaba lo previsto, una caída en picado del número de estadounidenses sin cobertura sanitaria, primas de seguros muy por debajo de lo esperado y una marcada disminución del gasto sanitario general.
Y no debemos olvidar el error más importante de todos, el del cambio climático. Hasta 2008 no ha habido republicanos dispuestos a admitir que el problema es real, o incluso a defender unas políticas serias que limiten las emisiones (el senador John McCain propuso un sistema de limitación y comercio similar a los propuestos por los demócratas). Pero, actualmente, el partido está dominado por negacionistas del cambio climático y, hasta cierto punto, por defensores de la teoría de la conspiración que insisten en que todo este asunto es un engaño tramado por un conciliábulo de científicos de izquierdas. Ahora, esta gente estará en situación de paralizar cualquier medida durante años, lo que muy posiblemente nos empuje hasta un punto de no retorno.
*   *   *
Pero si los republicanos se han equivocado tanto en todo, ¿por qué el electorado les ha otorgado una victoria tan aplastante?
Una parte de la respuesta radica en que los dirigentes republicanos se las han arreglado para enmascarar sus verdaderas opiniones. Puede que el caso más llamativo sea el del senador Mitch McConnell, el próximo líder de la mayoría, que ha conseguido transmitir la impresión, absolutamente falsa, de que Kentucky podría mantener sus impresionantes avances en cobertura sanitaria si el Obamacarese revocase.
Pero el mayor secreto del triunfo republicano seguramente esté en el descubrimiento de que un obstruccionismo que se encuentra al límite del sabotaje es una estrategia política que tiene las de ganar. Desde el primer día del mandato de Obama, McConnell y sus compañeros han hecho todo lo posible por obstaculizar las políticas eficaces, y concretamente, paralizando todo intento de hacer lo evidente —aumentar el gasto en infraestructuras— en un contexto de tipos de interés bajos y paro elevado.

Esto ha resultado ser malo para los estadounidenses pero bueno para los republicanos. La mayoría de los votantes no conocen bien los detalles políticos ni entienden el proceso legislativo. Lo único que han visto es que el hombre de la Casa Blanca no les traía la prosperidad; y han castigado a su partido.

sábado, 15 de noviembre de 2014

955 (S 15/11/14) 3 breves 3


1.Monago
32 viajes a Canarias en avión clase Business en 19 meses no es noticia, no debería ser noticia. Pero si se añade que con cargo a fondos públicos el presidente de Extremadura iba a visitar asiduamente a su amiga colombiana Olga María en Tenerife, entonces sí que lo es. Y si la explicación que dan es que eran viajes con motivo de trabajo, con la mentira ya son dos los delitos cometidos. Y si el interfecto adujera que la cantidad gastada fuera mínima, entonces sería que el adalid de la anticorrupción, sr. Monago, no tendría ni idea de lo que es la corrupción. Porque corrupto es malgastar fondos públicos por un millón pero también lo es por mil euros. Una mayor cantidad implicará mayor castigo, mayores daños y responsabilidades, etc., pero delito como tal lo son los dos. Aunque mucho me temo que Monago, por mucho que se esfuerce, no llegue a entender esto. Y mira que se irrogaba el papel de exquisito, modelo y justiciero en materia de la gestión de fondos públicos. Luego el pobre se desdijo cada día: primero proclamó que los viajes eran por motivos de trabajo; al día siguiente que devolvería hasta el último céntimo; consultada la almohada, al tercer día no dijo que de restituir nada, pero lo insinuó, al reservarse la lectura de los viajes en el Senado. Así que otro más. Y la claque aplaudió. A rabiar. En pie. Y Monago lloró. Pero no por los aplausos, no, sino porque con ellos le estaban reconduciendo al redil, a la “buena práctica” de no devolver ni un céntimo aunque tuviera que desdecirse desvergonzadamente de lo comprometido. Con los aplausos también se protegían todos los que le aplaudían. Por eso le aplaudían: la piña por corrupciones compartidas es un magnífico instrumento de cohesión.
   (Al repetirse el caso con otro diputado del PP en Teruel y publicarse numerosas fotografías de la interesada con altos militantes del partido, dados los numerosos directivos del PP que han posado con la bella colombiana, es posible que le habiliten una suite, de rojo iluminada, en la sede de la calle de Génova, en Madrid. Se reducirían gastos, al menos en viajes.)
2. Legitimidad v. legalidad
Legal es lo prescrito por la ley. La legitimidad relaciona lo legal con lo que es justo y con los valores de la sociedad. Si, por ejemplo, es inaceptable que un político gobierne con mentiras, el gobierno de Rajoy es legal pero perdió su legitimidad al mismo día siguiente de formar gobierno, porque desde entonces no ha parado de mentir. O así lo pensamos el 86% de la opinión pública. El desahucio bancario en España es legal. Pero su ejercicio no es legítimo si observamos el daño que hace, la legislación en contra de los países vecinos en Europa, las protestas multitudinarias en las calles…, etc.
 Un ejemplo de ley ilegítima se relata en la tragedia de Antígona, vide 423.1 de 23/8/2012 de este blog condenada a muerte por la ley de Tebas por haber enterrado a su hermano, que es un derecho “natural” que no puede ser reprimido por la ley. Toda represión de derechos humanos, por legal que sea, es ilegítima, y provoca una justa desobediencia civil. La Ley de Seguridad Ciudadana deberíamos recurrirla ante un tribunal internacional europeo para declararla ilegal y evitar su aplicación.
   La democracia consiste en la lucha permanente por conseguir que lo legítimo se convierta en legal, y que lo legal no perdure sin legitimación. Una actuación gubernativa legal pero ilegítima (represión policial violenta en las calles, por ejemplo) fomenta, induce, provoca, la desobediencia civil. Que no es sino la denuncia de que un acto legal, si es ilegítimo, debe ser ilegalizado.
    3.  Las perversas actuaciones del ex-ministro fray Gallardón

…han quedado patentes cuando el nuevo ministro de Justicia corre que se las pela, anulando, derogando y dejando con el culo al aire todas las medidas que el fraile antiabortista había venido tomando en esta legislatura. Así, ampliará el número de jueces en contra de su reducción anterior, reducirá las tasas judiciales que impuso el ministro anterior, archivará (suponemos) la Ley del Aborto que le hizo dimitir por no poder sacarla, y ahora por ejemplo se anula la decisión de reducir en 13 el número de distrios judiciales de Aragón. No sino que parece a todas luces que el ex-ministro frailón intentaba asfixiar los procesos judiciales (como palos en las ruedas de los tribunales en los casos de corrupción?). Y ahora se refugia sin rubor en el Consejo Consultivo de la C.A. de Madrid con una sinecura de más de 100.000 € anuales. Y mira que nos engañó a los que le oíamos tan tolerante en las tertulias de la tarde de la cadena SER dialogando elegantemente con Carrillo y Herrero de Miñón. No sabíamos de su juventud de extrema derecha o del comentario de su padre, tachado de conservador, cuando avisaba: “conservador y reaccionario yo? Esperad a conocer a mi hijo y os vais a enterar de lo que vale un peine”, aunque no lo dijera así textualmente.

viernes, 14 de noviembre de 2014

954 (V 14/11/14) Metemiedos

Quitamiedos llaman a las barreras, o barandillas, que protegen contra la velocidad o contra el vértigo al conductor y al caminante que transitan o conducen por lugares desde los cuales pueden despeñarse. Metemiedos vamos a llamar a los instrumentos y artificios que se inventan los políticos autoritarios, por no llamarles déspotas o dictadores, para tener amedrentada a la población. Porque saben, como lo saben los capitostes religiosos, que el miedo es el camino más recto para la sumisión. Y entre esos instrumentos para meternos el miedo en los cuerpos, destacan la violencia legal, el terrorismo policial, las mentiras, los eufemismos…, y otros de este u otro cariz.
         El miedo, sin tapujos, es el nuevo argumentario de consignas del gobierno del PP. Hasta ahora repetían todos como papagayos, siguiendo las instrucciones del cerebrito de turno, quienquiera que sea, que el PP se sacrificaba por el interés general, por la creación de empleo y el crecimiento económico. En vista de que no se lo creían ni sus padres, que eran ellos mismos, quisieron sublimar su fracaso remachando que el crecimiento económico y la creación de empleo era ya una realidad. Luego tuvieron que reforzar la burda farsa asegurando que figurábamos a la cabeza del crecimiento económico en Europa. Como la mentira ya no da más de sí, giran 180º el argumentario y comienzan a hablar todos, to-dos, de que el PP es el único partido que puede asegurarnos la ESTABILIDAD (en la Ley de Seguridad Ciudadana van a tener que incluir el cloroformo en dosis masivas para adormecer a la mayoría silenciosa, no sea que se les ocurra salir de su casa). Con lo cual inducen subliminalmente el miedo en la población… al tiempo que identifican al enemigo (su enemigo, “Podemos”) como factor de inestabilidad social. Y en ese sentido se dirigen cada vez que se refieren a “Podemos” sin nombrarlo, como el origen de todos los males por venir (porque ya lo ven llegar), al igual que Franco hacía calificando de comunistas a todos los que no se le sometían. Está claro que caldean el ambiente y lo preparan para justificar violencias de todo tipo, incluso físicas, contra “Podemos” y sus líderes tan pronto como vean peligrar sus privilegios, en lo que ya están.
Lo que no acabo de entender es que ese miedo se haya apoderado también de mentes que me parecían sanas, como la del expresidente extremeño Rodríguez Ibarra, que comienza a desbarrar como sigue: lo que nos espera es un tripartidismo en el que, para poder gobernar, “si el PSOE pacta con el PP, se hunde el PSOE, y si el PSOE pacta con Podemos, se hunde el país”. En qué se basa para soltar tamaña estupidez? Lo primero es fácil de aceptar, pero que Podemos sea un peligro para el país…, igual podría haber dicho que un pacto entre PSOE y Podemos podría afectar a la velocidad de la órbita de Saturno, por soltar otra majadería. Este exabrupto de un barón del PSOE me parece un estertor de la agonía de su partido.
      La historia del PSOE es toda una tragedia griega (donde el héroe realiza hazañas que se vuelven delitos por culpa de los dioses, o sea, que su destino es fatal: sin que nadie pueda remediarlo). Veamos: Felipe González se inserta en la historia de España y en la vida social renegando públicamente del socialismo soviético con el que se le confundía: “Somos socialistas! no marxistas!”, gritó pasándose un pelín, pues hubiera bastado un “no comunistas!” Y se le fue la mitad de sus votantes. Inevitable, pura realpolitik. Luego vino lo de integrarse en la OTAN, lo cual decepcionó a la mitad del electorado que le quedaba. Inevitable de nuevo, realpolitik. Zapatero persistió en la realpolitik aceptando la política de austeridad presupuestaria neoliberal.com maquillada con su valiente legislación sobre el aborto, los gays y ayudas asistenciales de menor cuantía. Y se cargó a la mitad de la mitad de la mitad… de su electorado, hasta que abiertamente se bajó los pantalones y pactó con el PP la nueva redacción del art. 135 de la Constitución. Inevitable, pura realpolitik. Pero el resultado final es el de Edipo, Jasón…,
        ...que es su fatal auto-aniquilación. Sólo así me explico la disparatada y metemiedos amenaza de Ibarra: por Alzheimer senil.

jueves, 13 de noviembre de 2014

953 (J 13/11/14) Ebolitis

Somos la releche, qué digo, la rehostia. Somos el modelo para todos los países europeos, ahí estamos haciendo de locomotora de la economía de toda la Comunidad, dando ejemplo de cómo hacer las cosas, enseñando a todos cómo tienen que hacerlas los demás: sencillamente, siguiendo nuestro ejemplo.
         Ahí tenemos un nuevo caso, modélico, ejemplar, como todo lo que hacemos. Hemos sido el primer país europeo en importar y tratar un caso de ébola para que el resto del mundo aprenda cómo hay que hacerlo. No voy a caer en los detalles que me sonrojan sólo con imaginarlos, dignos de Groucho Marx, o de Berlanga o del Torrente de Santiago Segura. Sólo me quedaré con uno. Importamos el traje de nivel de máxima seguridad, antivaho, último modelo. Y lo proclamamos a los cuatro vientos y lo enseñamos a la prensa y en la televisión. Lo que no dijimos es que esos trajes se quedaron arrumbados en un armario sin poderlos utilizar, ya que se necesitan dos personas para vestirse con ellos y la sala  para cambiarse de ropa era tan pequeña que no cabían dos.

         Esto sin entrar en el boato y prosopopeya de su tratamiento mediático para lucirnos cuando al mismo tiempo ignoramos otras muchas enfermedades como la malaria, más contagiosas y letales, pero de mucho menos coste. Pero claro, es que con éstas no se consigue tanta audiencia. Anda, anda, y que les den. 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

952 (X 12/11/14) Políticas de este gobierno del PP

La políticas de este gobierno son tres.
Y cuáles son esas tres, seño?
Las tres políticas a aplicar por este gobierno son, a saber: 1. de orden público, 2. de orden económico, y 3. de orden laboral.

1. De orden público: multa, y luego pregunta.
Se trata de aplicar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que protegerá a los que no salgan de casa contra los viandantes que con sus paseos ponen en peligro la seguridad vial. Al primero que se atreva a salir a la calle se le podrá multar hasta con 60.000 €. Y eso es sólo para empezar.





2.     De orden económico: austeridad, austeridad, austeridad.
Modificado el art. 135 de la Constitución, esta política se aplicará hasta que los bancos alemanes hayan cobrado hasta el último céntimo de la deuda que nuestros bancos mantienen con ellos en España. En realidad se trata de enriquecer a los ricos y esquilmar a los pobres aunque se gritará a los cuatro vientos que se trata de todo lo contrario: de ayudar al crecimiento económico y a la creación de empleo. Faltaba más.





3. De orden laboral: flexibilidad laboral tal que los trabajadores se inclinen hasta el suelo sin llegarse a fracturar.
     Se trata de desregular el mercado de la mano de obra de tal suerte que las oficinas de empleo lleguen a actuar de lo que realmente son y siempre debieron ser, i.e.: de almacén regulador de los excedentes laborales que ya no serán parados sino reserva de trabajadores que garantice los mínimos salarios sin necesidad de violencia legal. Otrosí, se trata de estrujar hasta los tuétanos a los trabajadores de todo rango y ralea por mor de la competitividad y la productividad, haciendo con ello posible que cuanto menos cobren los asalariados más beneficios obtengan los empresarios, que son los que crean empleo y hacen crecer la economía. O al menos eso es lo que se dirá.
     Estas tres políticas se resumen en una, a saber: ordenar, ordenar y ordenar, sodomizando sin reposo a la ciudadanía y que ésta, encima, se crea que es feliz.

      Si volvieran a ganar las elecciones, tendrían preparadas otras políticas de mayor calado, como la de organizarles los fetos a las embarazadas (aparcada hoy por hoy, por el momento), amordazar (en términos reales, y no sólo en sentido figurado) a los medios de comunicación y tribunales (política ya iniciada a todo trapo y con éxito); privatización total de la sanidad, la educación y el servicio asistencial; educación religiosa desde la más tierna infancia; depuración de la raza y otras más.

martes, 11 de noviembre de 2014

951 (M 11/11/14) Retretes para 600 millones de indios

Tal reza el titular de la noticia.
Claro que es una promesa electoral del primer ministro indio, Narendra Modi, por lo que hay que tomarla con todas las reservas. Pero llama la atención que quiera ganarse los votos prometiendo retretes a mansalva: 600 millones son una buena cantidad. Es la mitad de la población total, y casi el total de la población rural.
     Junto con los inodoros, prometió fomentar las aperturas de cuentas en los bancos. Y con ellas se promocionará el crédito, comenzando por 100.000 rupias (unos 1.200 €) con garantía de la Banca pública. La idea no es mala: asociar el dinero con las heces. Ya lo decía Giovanni Papini, que el dinero es la caca del diablo.
     “La dignidad de los pobres comienza por ahí”, quién lo diría. Mas de 360 millones, 1/3 del total, viven por debajo del umbral de la pobreza. Querrá el primer ministro que los ciudadanos le recuerden cada vez que hacen sus deposiciones? Se presta a toda suerte de chistes y ditirambos. Por ejemplo, ya que se instalarán con continuidad, podrían formar una red de cloacas donde se almacenara la biomasa que podrían utilizar como central de energía sostenible y ecológica. Dentro del sector del gas natural.
     A pesar de prometerlo en el día de la Independencia, no se refirió para nada a Pakistán, lo que no sabemos si sus vecinos lo tomarán como halago o menosprecio.
      Por lo demás, con estas instalaciones sanitarias domésticas se evitará el peligro de violaciones cada vez que las mujeres salen de sus casas para ir a defecar.

lunes, 10 de noviembre de 2014

950 (L 10/11/14) La represión como terrorismo de Estado

Las mayorías absolutas inducen a acciones ilegales. Pues al abusar de un poder descontrolado reprimen los derechos y libertades, bajo una cobertura (máscara) legal. Pero la represión como violencia legal genera indignación, insumisión y desobediencia civil. Por otra parte las mayorías absolutas rechazan cualquier propuesta de cambio condenando a la sociedad al inmovilismo y consiguiente anquilosamiento de las mentes y las instituciones.
         Hay leyes que reprimen el derecho a manifestarse, a expresarse y hasta a pasear, como es lo que pretende este gobierno con la Ley de Seguridad Ciudadana, que no garantiza la seguridad del ciudadano frente a posibles abusos del gobierno sino de la seguridad de la elite y del gobierno contra los ciudadanos; otras que se inmiscuyen en la intimidad corporal como era la del aborto (contra el aborto) que han tenido al final que abandonar; otras que regulan las relaciones laborales de manera que se pueda tratar a los asalariados como esclavos (más de lo que ya son); otras que se introducen en los recovecos cerebrales como hace la Ley de Educación que adoctrina a las mentes jóvenes para obligar a aceptar la sumisión y reprimir la capacidad de pensar cada uno por sí mismo.
         Siguiendo la ley física que dice que toda presión provoca una resistencia, la actitud autoritaria de este gobierno es la causa de la “violencia pacífica” que se expresa en las calles protestando contra los desahucios, la abortada ley del aborto, el paro, la reforma laboral, la privatización de los servicios públicos…, acciones todas éstas que el gobierno no se molesta en escuchar sino tan sólo en reprimir. Lo cual, además, ha venido haciendo a fuerza de decretos-leyes que escapan al control del Parlamento, en un alarde chulesco que es un ataque frontal contra la democracia. (Lo que me lleva a plantearme si no sería conveniente limitar por ley al 49% el número de votos y escaños conseguidos aunque las urnas expresen un porcentaje mayor. Sería más razonable que lo contrario, que es lo que ahora pretenden hacer: dar más de la mitad de los escaños al partido más votado que no llegue al 50% de los votos).
    La nueva Ley de Seguridad (anti-)Ciudadana prohíbe acampar en espacios públicos, dificultar los desahucios, manifestarse en un radio concreto alrededor del Congreso y del Senado, grabar o compartir las actuaciones violentas de las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado, colgar de los edificios pancartas o banderas, instalar tenderetes para recoger firmas o repartir propaganda, expresar ofensas contra España, reunirse en lugares de tránsito público, no llevar el DNI, injuriar o acusar a instituciones y autoridades en las manifestaciones públicas, Un registro creado al efecto permitirá fichar al protestón y tomar todo tipo de represalias legales contra él. Declarando estas acciones como “faltas administrativas” excluyen a los jueces de su procesamiento, dejando al ciudadano indefenso y con la carga de la prueba contra él (es culpable si lo dice un policía, no hay presunción de inocencia que valga), lo que no impide que las “sanciones” (y multas) sean tan desproporcionadas que superan las que serían aplicables si fueran tratadas como delitos. La nueva ley de tasas judiciales desanimarán por otro lado cualquier recurso judicial contra las autoridades. Hay quién dé más?! Pues sí: los vigilantes privados podrán actuar como policías.
  Dos ejemplos: tres militantes de IU son multados con cerca de 2 millones € por manifestarse contra la subida del IBI en la localidad sevillana de Espartina. A la sumisión por el miedo. Otro: la revista de humor El Agitador ha sido multada con 35.000 € (20.000 más 15.000) por dos viñetas que caricaturizaban al fiscal Miguel Pallarés que tiene una casa ilegal en Lanzarote, confesado por él mismo.

         La represión, sin embargo, no acaba con la indignación y las protestas sino que las legitima y las refuerza. Lo que sí consigue es amedrentar a gran parte de la población pero ésta parece que va perdiendo el miedo. Han adquirido un arma de enorme potencia que es la comunicación transversal e inmediata por medio de las redes con las que se movilizan.

domingo, 9 de noviembre de 2014

949 (D 9/11/14) Austeridad y mercado




La táctica de los gobiernos autoritarios (sobre todo si son crueles y torpes y aves de rapiña) para hacerse creer aunque mientan con descaro, es confundir al personal con términos ambiguos y eufemismos que terminan distorsionando su lenguaje, y por ende sus discursos. Es el caso de la política de austeridad presupuestaria impuesta por nuestro gobierno que ha llegado a diseñar un nuevo vocablo, el austericidio, con un significado contrario al que intenta expresar. O la atribución al mercado de nuestras contradicciones.
     Recordamos lo dicho el 6/5/13 en la entrada 676 de este blog al denunciar el error de llamar austericidio, por los males que acarrea, a la política de austeridad aplicada por este gobierno, en connivencia con el Bundesbank y la UE. Pues el término lo que realmente significa es “matar a la austeridad”, justamente lo contrario de lo que se pretende expresar con ella. No es homicidio matar a una persona? no es suicidio matarse a uno mismo? no es uxoricidio matar a la esposa? Pues austericidio debería significar, y significa, la supresión de esa política. Usemos, pues, este término para atacar a la política de austeridad y no para denunciar los daños que ocasiona. Una política de austeridad que mata es una política asesina, que nos mata a nosotros más que matarse a sí misma, pero somos nosotros los austericidas cuando atacamos la política austérica (un término horrible pero que al menos no confunde sobre su contenido).
        Dicho lo cual, nos hacemos eco de las contradicciones en que caen los defensores a ultranza de un mercado auto-regulado. Se oponen a una política monetaria que inyecte liquidez al sistema y apoye a una política económica expansiva, sobre la base de que el mercado sabe lo que hace y nosotros debemos hacer lo que el mercado quiera. Sin percatarse de que el mercado financiero está clamando al cielo, pidiendo a gritos, que los gobiernos desistan de su política de masacrar a las clases menos favorecidas. Que se quiten de una vez el miedo a la inflación que dicen que podría acarrear la aplicación de una política expansiva. Si los tipos de interés no suben no es porque los mercados urdan extrañas añagazas para confundirnos y engañarnos sino porque, sencillamente, en una situación depresiva de la economía no es un peligro la inflación sino todo lo contrario, su remedio. Cuando los economistas conservadores (llamémosles por su nombre: reaccionarios, secuaces de las elites) pretenden interpretar lo que los mercados quieren, sólo demuestran que no saben nada. Lo que el dinero barato demanda es que se le mueva, que se realicen inversiones públicas, que se active la economía deprimida. Como dice Krugman, “cuando algunos hablan acerca de lo que el mercado nos exige, lo que en realidad hacen es tratar de intimidarnos para que hagamos lo que ellos quieren” (aunque con ello les vaya mal incluso a ellos, añado yo). 

sábado, 8 de noviembre de 2014

948 (S 8/11/14) La transversalidad de “Podemos”

He seguido con entusiasmo el movimiento naif de los indignados desde su nacimiento. Me ha rejuvenecido. Y no acabo de creerme que la concienciación política de la sociedad civil haya permitido el ascenso fulgurante, imparable, de “Podemos”, hasta el punto de convertirse en la primera fuerza política, al tiempo que, por fin, se hunde en su propia sentina el partido que soporta este gobierno de nefasta memoria.
    El tesoro de regeneración real que este nuevo movimiento nos ofrece corre dos graves peligros: uno, que al tocar poder se contamine. “En cuanto al dinero, mi señor, no hace falta fijarlo de antemano: solamente póngame donde lo haya”. El peligro es tan real como continuo, por lo que los instrumentos de control contra el menor atisbo de corrupción, empezando por el nepotismo y el ejercicio de influencias, deben estar permanentemente en estado de alerta para cortar de raíz cualquier brote de contaminación. Este tema, con ser “negativo”, me parece el más importante, más incluso que cualquiera de los programas que se apliquen para la creación de empleo o contra la desigualdad económica.
     El otro peligro, más sutil, es la deriva ideológica que el partido deberá irremediablemente tomar para identificarse, pues su transversalidad permite la entrada de miembros incompatibles entre sí. Cómo podrían subsistir juntos un libertario anarquista con un facha reaccionario? es que se espera que el propio desarrollo de las actividades vaya expulsando de su seno, de un modo natural, a quienes no las acepten? no parece más bien una estrategia electoral para sumar votos como sea? habrá que seguir atentamente su evolución en este punto.
      Y por último, la prudencia y la serenidad deben presidir el inevitable desmantelamiento del poder financiero, el mediático, el militar y el religioso, pues ya en Telemadrid se han atrevido a injuriar: “…matarán a gente si tienen posibilidad. Matarán por cuestiones políticas. No nos cabe la menor duda”.
      Por lo demás, podemos! claro que sí, que podemos. Juntos, podemos. Sí, se puede! sí se puede!

viernes, 7 de noviembre de 2014

947 (V 7/11/14) Etica médica

No hay enfermedades sino enfermos, nos enseñan los que saben de estos males. Cada enfermo tiene su peculiaridad y lo que es beneficioso para unos puede ser letal para otros con la “misma” enfermedad.
         Pero la práctica es otra cosa. Sobre todo en la sanidad pública donde la máxima atención a un gran número de pacientes parece incompatible con la máxima atención a cada uno de los enfermos.
         Soy partidario de una sanidad pública, gratuita y universal. Pero creo necesarias dos correcciones en el sistema sanitario que pueden mejorarlo. Una, la elección del cirujano por el paciente en el caso de intervenciones; dos, el seguimiento tras la operación por el mismo cirujano que realizó la intervención. Es él quien de verdad tiene los datos necesarios para realizar un feliz tratamiento. Conozco casos en que el enfermo ha pasado por cuatro o cinco manos diferentes que sólo le conocen por las notas que sus colegas han rellenado en su historial. Me parece a mí que un trato personal con el enfermo es tan necesario como imposible si cada vez que acude a una cita se encuentra con un médico distinto. Lo cual se me antoja que debe chocar un poco, o bastante, con su deontología profesional y el juramento hipocrático del que se sienten, con razón, tan orgullosos.
         Conozco también casos en que un cambio de prescripción facultativa por parte del doctor que da el alta, distinto del que realizó la intervención, puede haber provocado un perjuicio grave (si se puede considerar grave cuatro semanas sin conseguir pegar ojo debido a fuertes dolores por una infección que se hubiera evitado si el alta la hubiera dado el mismo que realizó la intervención. Que por cierto era el que había prescrito, y no por casualidad, el medicamento adecuado.)
         No se me escapa el argumento de que el seguimiento por el mismo médico a lo largo de todo el tratamiento  no resulta viable. Ni siquiera el doble de facultativos podrían cuidar de la mitad de los enfermos. Por otra parte parece difícil que los hábitos adquiridos en materia de días libres, suplencias, etc., pueda cambiarse fácilmente por mucho que pudiera beneficiar a los pacientes. Pero algo habrá que hacer. Si no un cambio drástico, al menos un acercamiento al tema que tenga en cuenta esta sugerencia de hacer más “personal” la relación entre pacientes y facultativos. Pues de otro modo, siguiendo a los enfermos a través de unas cuartillas, corremos el peligro de convertir al hospital en un laboratorio y a los pacientes en cobayas.

Comentario de
M.C. Torra Cuixart
Médico de familia :
     Totalmente de acuerdo con lo que dices. A pesar de que, como comentas, no es fácil compatibilizar los derechos del paciente con los del médico.
     Creo que como pacientes está bastante claro que querríamos tener un profesional de referencia que "tutelara" todo el proceso de nuestra enfermedad. En muchos casos ocurre así, sobre todo en las especialidades denominadas "médicas", de tal manera que el médico que te atiende en tu ingreso hospitalario es el mismo que posteriormente te visita en las consultas de revisión. Sin embargo esto no es tan frecuente en las especialidades "quirúrgicas" y creo que es, en parte, porque estos médicos tienen asignados “días de quirófano” en lugar de "pacientes", por lo que si están interviniendo toda la mañana, difícilmente tienen tiempo para hacer el seguimiento de los enfermos que tienen ingresados.
     Otra cuestión es la de "las consultas" en estas especialidades quirúrgicas, que a veces son pasadas por profesionales que por alguna discapacidad han perdido la destreza necesaria para el quirófano, conservando su capacidad intelectual para el diagnóstico de los pacientes.
     Desde luego, creo que algo se podría hacer para mejorar en lo posible este aspecto. Como Médico de Familia entiendo la importancia del seguimiento al paciente a lo largo de un proceso, que es algo que en nosotros es natural. En no pocas ocasiones observamos también el desconcierto de los pacientes ante los distintos procederes y opiniones. Muchas mujeres, por ejemplo, acuden a ginecólogos privados, sólo y exclusivamente para ser vistos por el mismo médico y no tener que reexponer aspectos íntimos de su persona a un médico distinto cada vez.

Comentario de
Angel Cardiel
Médico de Atención Primaria :
Coincidiendo con tus apreciaciones, la posible solución pasaría por una concepción de la aplicación del sistema sanitario muy distinta en la que el paciente es en todo momento del médico de familia y el resto de profesionales y medios son recursos disponibles que complementan y desarrollan la atención al paciente. En este sistema, su médico de referencia en todo momento sigue siendo el de familia, aunque esté ingresado…. Pero aunque esto ya existe en otros sistemas sanitarios y aquí se han realizado algunas tentativas, es una revolución bastante lejana.


Mis preguntas sobre los anteriores comentarios:
Voy a tutearos.
       Angel: ¿estarías de acuerdo con que los especialistas tratarían enfermedades mientras que el médico de familia trataría al enfermo?
       Carmen: en el supuesto que propone Angel, ¿cómo se podría compatibilizar las horas de atención al paciente en el ambulatorio con las horas de atención al intervenido en planta en el hospital?

jueves, 6 de noviembre de 2014

946 (X 6/11/14) Panorama electoral

15 Mayo de 2011, los indignados se manifiestan y acampan en la Puerta del Sol.
          .../...
  26 Mayo de 2014, elecciones europeas, el partido Podemos, que llega de la Nada, que ni siquiera se ha configurado todavía como partido, irrumpe en la política activa como cuarta fuerza política, con un 1.245.948 votos, un 8% del total.
 5 de Octubre de 2014, la intención de voto según Metroscopia, coloca a Podemos en tercer lugar (tras el PSOE con un 20,7% y el PP con un 15,9 %) con más de un 14% de los votos.
5 de noviembre de 2014, la estadística oficial del CIS revela que Podemos se sitúa en primer lugar! con un 17,6 % de intención directa de voto, contra un 14,3 % del PSOE y un 11,7 % del PP.
  Cómo ha sido posible este desarrollo fulgurante en tan poco tiempo? respiramos con satisfacción. Pues por evidente, por lo mismo que dio origen a este blog y que ha venido siendo la ruta reiterada de todas estas entradas. Han tardado en despertarse los votantes del PP cuyo empecinamiento merecía, sin duda, mejor causa. Con tanto mentir, tanto mentir, y con tanto descaro, de Rajoy ya no se fía el 90% de la población, y ni siquiera el 70% de los de su partido. Qué habrá que hacer con el 30% restante? Imagino que este colectivo lo conformarán sus parientes y amigos, mecenas y la red clientelar, comprada con cargos, privilegios o simples puestos de trabajo.
     "Podemos" puede morir de éxito. Y el PP de inanición. No sabemos si celebrar más la ascensión imparable de un nuevo partido ilusionado que viene dispuesto a cortar por lo sano toda la podredumbre que nos han dejado los partidos políticos y las instituciones corrompidas ("la Casta", según el nuevo término), o la caída por el sumidero del partido del actual gobierno que tanto daño ha hecho y tanto más le quedaba por hacer. Tampoco sabría analizar si lo uno es efecto de lo otro, o si en todo caso el nuevo Partido se habría abierto paso, a codazos, “tomando el cielo por asalto”, en frase arriesgada de Pablo “el Coletas”. El caso es que, por primera vez en estos tres años de asfixiante agonía, podemos respirar aires nuevos que prometen devolvernos a donde nos corresponde. Insalá!





Estaremos soñando? O veremos el sueño el año que viene convertido en realidad? Insalá!

Comentarios:
Asun Gómez
10:33
Juanjo, el tiempo nos lo dirá...A Podemos sólo les pido que trabajen en esa línea. " Levantar un andamio no es edificar"(Nápoleón).
Sé que podéis, me llegasteis al corazón por vuestra humildad, por vuestrahumildad, por vuestra
manera de expresión, por un razonamiento que nunca percibí de otros políticos, el dejar respirar al oponente aunque hiera su prepotencia...en fin algo distinto. 
Adelante y suerte, si ganais bien y si perdeis no decaer...de los errores aprendemos.
"La verdad triunfa por si misma, la mentira necesita siempre complicidad"
(Epíteto)

Dejar siempre esa antorcha bien visible para que todos podamos ver ... esa transparencia bien iluminada.

Juanjo lópez-g.
11:36
 
Editar
+Asun Gómez Asun, te agradezco los ánimos que me das, pero debo aclararte que no soy de Podemos, quiero decir activista, aunque les deseo lo mejor, como tú. Porque espero que eso "mejor" para ellos (gobernar) será, ojalá, lo mejor para todos nosotros.
juanjo lópez-ge.
Mostrar menos